Interfaz de audio y MIDI: sonido profesional a tu alcance

El interfaz de audio no es más que un hardware que nos permite enviar los sonidos que grabas a tu estación de trabajo de audio digital; por otro lado, el MIDI es el hardware que almacena datos de control, es decir, un sistema que le dice a un sintetizador que nota tocar o qué hacer en cada momento.
¿Pero por qué son tan útiles? El interfaz de audio y MIDI te permite pasar el sonido que produce, por ejemplo, cualquier instrumento o voz, a una señal digital. De ese modo, tu ordenador o el dispositivo con el que estés trabajando podrá leer y procesar esas señales sin ningún tipo de problema.


Para los que se dedican a hacer grabaciones semiprofesionales o profesionales, es un elemento imprescindible. Aunque todos los ordenadores vienen con tarjeta de sonido, lo más probable es que esta no procese bien lo que grabes ya que generalmente se necesita mucha potencia y recursos. Por eso, si lo que estás buscando es grabar música con calidad similar a la de estudio profesional, es bueno equiparse no solo con este tipo de interfaces, sino con otros accesorios muy útiles como micrófonos profesionales, mesas de mezclas o complementos que permitan tratar el lugar donde vas a grabar y de ese modo obtener un sonido nítido y limpio.

¿Cómo elegir un buen interfaz de audio y MIDI?


Elegir el interfaz de audio y MIDI adecuado dependerá de tus necesidades. Algunas características que debes tener en cuenta para comprar uno que de verdad se ajuste a tus objetivos son:

  • Conexión: debes tener en cuenta si lo quieres con USB, Firewire o Thunderbolt. Esto dependerá del tipo de dispositivo o estación de trabajo de audio que utilices. Por ejemplo, la conexión Firewire es típica de los ordenadores Apple.
  • Número de entradas y salidas: si grabas por pistas no necesitas más que una entrada; sin embargo, si lo tuyo son las grabaciones en directo necesitarás un número de entradas que corresponda al total de voces e instrumentos que quieres registrar.
  • Previos: determinan la calidad de la grabación y vienen incorporados en el interfaz. Busca unos de calidad que te garanticen un sonido claro y brillante.
  • Precio: el rango medio se mueve entre los 100 y 300€. Los hay también que no superan los 60€. Los más caros suelen rondar entre los 500 y 600€. Como ves, se adaptan a todo tipo de presupuestos y proyectos.

Una vez decidido el interfaz de audio y MIDI que más te satisfaga, ¡coge tus instrumentos y disfruta de la grabación!
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña