Los muchos usos de las fresadoras de bricolaje
Las fresadoras de bricolaje son a la carpintería lo que es el instrumento para la música, es la herramienta que te permitirá hacer todo tipo de cortes, cantos, ranuras, perfiles y formas. Las fresadoras son máquinas que utilizan diferentes fresas, herramientas cortantes, que permiten hacer las diferentes estructuras, o realizar los distintos cortes que necesites para construir o montar cajones, puertas, armarios, estanterías, mesas, sillas, etcétera. 

¿Por qué necesito una fresadora en casa?
Si eres un manitas y te gusta hacerlo todo tú mismo, una fresadora te permitirá realizar todo tipo de reparaciones y arreglos. Seguro tienes artículos de madera en casa, ya sea en la cocina, en el salón, en los baños o habitaciones. Con una fresadora, acompañada de otro tipo de herramientas como martillos, tornos, taladros, clavos, pegamento, alicates, etcétera, puedes tener tu propio taller y diseñar y construir tus propios espacios. Seguro que así te atreves, por ejemplo, a montar por fin tu propia caseta en el jardín. 

Fresadoras para consumidores más exigentes
Como en todo campo de trabajo, existen personas más o menos expertas. Es por ello que hay fresadoras económicas para clientes estándar, quienes empiezan a familiarizarse con su uso y hay fresadoras de niveles avanzados que te van a permitir realizar trabajos más profesionales.
Existen diversos tipos de fresadoras, las de superficie, las engalletadoras, las ranuradoras y universales. A la hora de elegir una fresadora de segunda mano o nueva, debes tener en cuenta la potencia, las velocidades, la profundidad de corte, el diámetro de las pinzas y los accesorios incluidos, los cuales son los que en definitiva te permitirán hacer tu trabajo.

Compra una fresadora sin perder la cabeza en el proceso
Teniendo en cuenta todos los aspectos resaltados en el apartado anterior, ya tienes una base sobre la cual apoyarte para elegir una fresadora. Una vez elegida la fresadora adecuada para ti, deberás dedicarte a comprar un juego de fresas y herramientas que te acompañen en su uso. Los precios de las fresadoras para madera son muy variados, y podemos encontrarnos con fresadoras para uso industrial y otras para uso estandarizado.
Una fresadora estándar de segunda mano la puedes encontrar por un precio que ronda entre 40 y 60€ aproximadamente, mientras que una fresadora nueva puede llegar a tener un precio entre 60 y 150€. Para el uso que puedes darles son sumamente económicas, solo debes añadir ingenio, creatividad y ¡a trabajar!
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña