Aumenta tu coleccion de monedas americanas con los billetes de Venezuela

La afición de coleccionar billetes y papel moneda de varios países y de distintas épocas, conocida como notafilia, es practicada por personas de todo el mundo.
El hacerse con nuevos ejemplares para aumentar la colección personal, provoca que muchos de estos billetes alcancen precios en las subastas muy por encima de su valor nominal (precio fijado en el billete).
La colección de papel moneda es una forma de conocer la cultura de un país, personajes relevantes, monumentos, flora y fauna. Además, teniendo en cuenta que su motivos y valores van cambiando con el paso del tiempo, también nos ofrecen un recorrido por su historia y en el caso de los billetes de Venezuela puedes encontrar papel moneda de su pasado colonial hasta el actual bolívar.


Conoce el valor del papel

Las monedas y billetes evolucionan a la par que su país. Antes del bolívar, Venezuela ha tenido otras divisas como el peso venezolano, su primera moneda puesta en circulación en 1811. Poco después, esta dio paso a el venezolano que apenas duró tres años hasta que fue sustituida por el bolívar.
La diferencia entre el valor nominal del billete y su valor de mercado se hacen patentes al encontrar un billete de 500 bolívares de 1956 con un precio de 110€, cuando el cambio de divisas lo estipula en los 42€.


La antigüedad, escasez y rareza del billete tienen más peso a la hora de determinar su precio que su valor estipulado por el mercado monetario.
Otro factor de gran importancia al adquirir nuevos billetes de Venezuela para tu colección, es el estado en el que se encuentra el papel. No importará su antigüedad o exclusividad, si el papel moneda está dañado o presenta dobleces, roturas o la tinta se ha borrado. La falta de cuidado cuando se trata de manipular los billetes puede acarrear que estos sufran daños irreparables, lo que hace que no valga ni el papel en el que están impresos.
Para conseguir la primera pieza de tu colección, tienes a tu disposición billetes venezolanos baratos como el de 20 bolívares de 1974 por 2€. Si buscas ampliar tu colección de forma importante, la colección de billetes de Venezuela 1956-2007 por 699€ es una magnífica oportunidad.


Una forma más de inversión

Además de los bolívares, coleccionar billetes extranjeros de países como Canadá o Estados Unidos u otros billetes de América, no sólo es una forma más de conocerlos, sino que también es una forma de invertir tu dinero y llegar a conseguir beneficios económicos en el futuro muy por encima de su valor original.