Colecciona sellos de Arabia Saudita de la mejor manera posible

El coleccionar sellos se ha convertido en una de las grandes aficiones de los últimos tiempos. Las colecciones de sellos de Oriente Medio (como por ejemplo, Líbano, Siria y Yemen, entre otros países) se han convertido en una de las principales a tener en cuenta. Aunque, sin duda alguna, los que más triunfan son los sellos de Arabia Saudita, cuyos precios van desde apenas 2€ hasta los más de 100€ de algunos sellos en concreto, por lo que con esta gran variedad de precios, vas a poder aumentar de forma fácil tu colección de sellos de este país y de otras regiones de Oriente Medio.


¿Cómo organizar los sellos de tu colección?

Si te vas a adentrar en el arte de la filatelia, definida como "el rey de los pasatiempos y el pasatiempo de los reyes", debes tener en cuenta una serie de aspectos para así hacer la colección de sellos perfecta.
Los primero a tener en cuenta es el lavado. Es decir, tras haber conseguido un grupo de sellos pegados a un sobre, debes proceder a despegarlos. Tan solo tendrás que sumergirlos en agua durante 10 o 15 minutos y, cuando los hayas despegado, colocarlos sobre hojas de papel para que se sequen.
Una vez despegados, has de proceder a clasificarlos. Los métodos de clasificación son muy variados, aunque lo mejor es que los clasifiques por el país de procedencia.
Tras esta clasificación, lo que tendrás que hacer será pegar o montar los sellos. Lo ideal es que compres un álbum para sellos del país del que vayas a coleccionar los sellos. En este álbum, podrás pegar tus sellos llenando los espacios que existan en el álbum.
Si tu colección es de sellos nuevos que has comprado, lo mejor es que para montarlos en el álbum, uses tiras protectoras de plástico ya que no dañan al sello y lo protegen contra la humedad.


¿Qué complementos necesitas para tu colección de sellos?

A la hora de hacer una colección de sellos, no pueden faltarte dos complementos como son las pinzas y una lupa. Con la pinza, podrás hacer una manipulación y manejo más fácil de los sellos, sobre todo en sellos nuevos, cuyos enemigos son el sudor de las manos y la suciedad.
Y en cuanto a la lupa, es ideal para identificar sellos, puesto que, en muchas ocasiones, solo se pueden identificar a través de pequeñas marcas, y con la lupa podrás ver ampliado el sello sin ningún problema.

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña