Nórdicos. Cuando el calor es ligero

Los nórdicos son una prenda textil que, a modo de edredón, se coloca sobre la cama para protegernos del frío y que está sustituyendo con rapidez a las clásicas mantas y colchas. La ventaja del nórdico es que es mucho más ligero, por lo que dormirás con comodidad sin sentir el peso de las prendas de abrigo. Además, tiene una gran capacidad de aislamiento y mantienen el calor en todo momento. El nórdico se compone de un relleno interior que es lo que proporciona el calor y una funda protectora exterior que puede ser de algodón o fibra sintética y que hace la función de sábana. 

¿Qué tipos de relleno de nórdicos existen? 

El relleno de un nórdico puede ser natural o sintético.  

  • Relleno natural de plumón, plumas o mixtos: Las plumas y el plumón son aislantes térmicos naturales, tanto del frío como de la humedad. Son materiales muy ligeros y esponjosos que forman en el interior del relleno muchos pequeños huecos donde queda atrapado el aire caliente. Los rellenos de pluma incluyen el cartílago central de ésta y son un poco más pesados que los de plumón, que solo tienen el pelo. El relleno natural suele ser de oca o pato.
  • Relleno sintético: Suelen ser de microfibra o de fibra hueca de poliéster. Imitan la pluma natural, son muy transpirables y más económicos. Se pueden lavar en la lavadora y son antialérgicos.

¿Cuál es el gramaje adecuado para un nórdico? 

La capacidad calorífica del nórdico depende de su gramaje. Cuanto mayor sea el gramaje, más calor proporcionará. Elegir un tipo u otro depende de la temperatura ambiente de nuestras habitaciones y de nuestro propio calor corporal. Si somos calurosos elegiremos un gramaje bajo mientras que los frioleros preferirán un gramaje alto. El gramaje medio son unos 250 gr./m2.. También se pueden encontrar nórdicos especiales para verano con un gramaje muy ligero. 

¿Cómo es la funda de un nórdico? 

La funda del nórdico está confeccionada con el tejido de una sábana que puede ser de algodón, sintético o lino. Tiene forma de saco y está cosida por tres de sus lados, dejando uno abierto para poder meter el relleno nórdico. Esta prenda actúa de sábana encimera y de colcha al mismo tiempo. Se puede lavar en la lavadora y puedes encontrarla en una gran variedad de estampados y colores. La funda del nórdico se convierte así en un elemento decorativo más para tu dormitorio. 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña