Mamparas de baño, elegantes, modernas y funcionales  

Es posible que tu cuarto de baño aún tenga cortinas en la zona de la ducha o bañera y que estés pensando en modernizar el espacio con unas mamparas. Las cortinas de baño son prácticas por su fácil instalación tanto en bañeras como en duchas, pero no siempre evitan que el agua se cuele fuera, en cambio, las mamparas cumplen bastante bien con esta función.

Elige la mampara ideal para tu cuarto de baño 

A primera vista, elegir una mampara no parece tan sencillo como comprar un espejo o una alfombra de baño, pero tampoco tiene que ser un proceso demasiado complejo. Primero debes tener en cuenta la dimensión de tu cuarto de baño, ya que será un factor que limitará la selección. Basándote en esto elegirás el sistema de apertura que encaje mejor en el espacio. Los tres más populares son:

  1. Mamparas correderas: son las más comunes y muy prácticas para espacios reducidos. Al ir instaladas sobre rieles, no hay necesidad de contar con espacio adicional para abrirlas.
  2. Fijas: también son perfectas para baños pequeños. No tienen rieles, lo cual disminuye su mantenimiento. Debes fijarte en que tengan la longitud adecuada para que no se cuele el agua fuera del área de baño.
  3. Abatibles: se abren hacia afuera o hacia adentro. Debes tener en cuenta el espacio adicional que ocuparán al abrirse si son abatibles hacia afuera.

Lo segundo a tener en cuenta es quién va a usar el baño y qué necesidades particulares tiene. Por ejemplo, si tienes niños, una mampara que se abre de la mitad hacia arriba puede ser práctica a la hora de ayudarlos a bañarse sin salpicarte. En cambio, si hay personas con problemas de movilidad, necesitarán disponer de un acceso amplio, más puntos de apoyo y que el material de la mampara sea resistente.
Lo siguiente es considerar el material del panel y su acabado. El material de las mamparas, por defecto, es el cristal templado, y lo puedes conseguir de distintos grosores. En cuanto al acabado, un cristal transparente da una sensación de mayor espacio, pero si tienes familiares que entran al baño en cualquier momento y te preocupa tu intimidad, puedes elegir mamparas semitransparentes o serigrafiadas para añadir un poco de privacidad. Y, por supuesto, no puede faltar la personalización. Utiliza los consejos anteriores para escoger un mampara funcional y completa tu selección según tus preferencias de marcos, colores y detalles. Además, recuerda escoger una que se adecúe al resto de los artículos de baño.