Litografías de Picasso: piezas de arte intemporal para una colección

Pablo Picasso, artista de reconocido renombre mundial, realizó su primera litografía en 1919, y siguió explorando formas y elaborando piezas mediante esta técnica a lo largo de toda su carrera artística. Con el tiempo, y en especial tras su muerte, esas litografías se han convertido en piezas únicas y de alto valor para coleccionistas y seguidores del pintor.

Litografías de Picasso, curiosas y originales

La litografía o el grabado, técnica casi en desuso en la actualidad, fue creada en Alemania en el siglo XVIII. Su aplicación entre artistas estuvo destinada principalmente a la creación de dibujos, textos o imágenes en piedra o metal, y a la posterior obtención de duplicados o series idénticas de dichas obras artísticas. En ese sentido, Pablo Picasso no fue el único artista famoso que se interesó por las litografías. Otros, de la talla de Miró, Dalí o Tapies, también encontraron en las litografías una forma más de expresar su inspiración.

Entre la dilatada obra de Picasso se encuentra una ingente cantidad de obras gráficas que lo han convertido en una opción más económica para todos aquellos amantes del arte que quieran adquirir un grabado o una litografía del célebre pintor cubista. La obra de Pablo Picasso se revaloriza año tras año, alcanzando algunas de sus obras precios millonarios en las grandes casas de subastas. Contar con un Picasso entre las obras de una colección es uno de los grandes deseos (o uno de los grandes orgullos) de todo coleccionista de arte, ya que en general comprar una pintura o una escultura de Picasso es un lujo al alcance de pocos bolsillos.

Mediante un grabado o una litografía original, ese sueño está un poco más cerca de muchos coleccionistas. Con un rango de precios que empieza en los 12€ para piezas pequeñas provenientes de series de mayor tirada (miles de ejemplares) y asciende hasta los 1000€ para piezas de tiradas pequeñas (decenas o centenares de ejemplares), de mayor envergadura y rareza u originalidad, adquirir una litografía de Picasso para la colección de arte es más fácil que nunca.

Una oportunidad única

Pablo Picasso produjo más de dos mil creaciones de arte seriado, teniendo en cuenta las distintas técnicas con las que experimentó en su momento, peculiares y exclusivas. A la hora de valorar litografías gráficas, es importante tener en cuenta el número de ejemplares de los que consta la serie, la técnica empleada, sea grabado, litografía o serigrafía, las dimensiones de la obra y si está firmada, fechada y numerada sobre plancha o a mano por el propio artista, para asegurarse de que vale el precio que marca.