Gorras y sombreros de hombres, la historia del prestigio en la cabeza
Las gorras y sombreros de hombres han pasado de ser una prenda elitista en el pasado a, actualmente, definir un estilo a la hora de vestir. Influencers, blogueras/os y especialistas del mundo de la moda se atreven a combinar sus looks con gorras y sombreros para dar un toque especial a sus atuendos informales o más elegantes.

La invención de los sombreros
Las gorras y sombreros se inventaron hace siglos con la intención de cubrir el rostro del sol o la cabeza del frío, pero poco a poco fueron afianzándose como prendas asociadas con el prestigio, la jerarquía y el poder. Los emperadores indígenas hacían uso de ellos para exaltar su liderazgo, entre más grande el sombrero, más poder tenía el portador.

La evolución del sombrero o la gorra
Mientras que antiguamente esta prenda servía incluso para separar clases sociales, hoy todos pueden llevar gorras sin dobles significados. De la industria musical, concretamente del rap y hip hop, surgieron las gorras con viseras planas, siendo las gorras Nike o Vans algunas de las más populares.
La venta de gorras y sombreros se ha popularizado de tal forma que hoy son muy pocos los diseñadores y marcas de ropa que no cuentan en su catálogo con estos productos y, además, pocos los hombres que no las utilizan. Además, en la actualidad, las gorras son también símbolo de imagen y forman parte de campañas de marketing de grandes corporaciones, equipos deportivos y partidos políticos que las utilizan para identificar a sus miembros y conseguir una mayor difusión de sus ideas o eventos.

La elección de un estilo
Hoy en día, el mercado genera una enorme variedad de marcas, formas, colores y diseños. Los sombreros tienen un catalogo de diseños mucho más amplio que el de las gorras, ya que su fabricación se extiende a distintos materiales como el cuero, la piel de ante o la tela de vaquero. Por su parte las gorras que predominan hoy en día en el mercado son de poliéster o algodón y de tendencia plana con cuerpos alargados.
Mientras que los sombreros pueden conseguirse por un precio entre 20 y 120€, según la marca y modelo, las gorras por regla general rondan los 20 y 30€. Ahora ya sabes que a la hora de seleccionar tu gorra o sombrero no debes pensar solo en cómo va a protegerte del sol, sino también en cómo va a proyectar tu imagen hacia los demás.