El buen gusto no debe perderse en casa 

Estar en casa es sinónimo de comodidad, pero no siempre de buen gusto. Muchas personas utilizan ropa, calzado y complementos viejos o desgastados solo porque sienten que son las prendas más cómodas cuando no se sale de casa. Este puede llegar a ser el caso de las zapatillas de hombre de andar por la casa. Algunos piensan que no es necesario comprar este tipo de zapatillas si solo las van a utilizar en casa, o creen que tal vez no serán tan cómodas como los otros tipos de calzado que ya están viejos, o mejor dicho, amoldados al pie. Pero además de la comodidad, es necesario tener en cuenta que el invierno puede llegar a enfriarte mucho los pies y hacer inaguantable tus días si no los mantienes calientes. Por eso en época de frío, las sandalias de hombre, aunque muchos lo piensen y aseguren, no son opción. 

Qué buscar en unas zapatillas de estar por casa 

Lo primero que hay que tener en cuenta además de que sean cómodas, duraderas y que te gusten, es que el diseño y los materiales también permitan añadir ciertas funcionalidades como por ejemplo que permitan ventilar los pies y absorber la humedad, es decir, que sean transpirables. El apoyo en la planta del pie también es de gran importancia, siempre es mejor que tengan un diseño ergonómico en vez de ser totalmente planas. No menos importante es que sean fáciles de limpiar o lavar. No todas tienen esta ventaja y luego de lavarlas quedan con otro aspecto o desgastadas. Esto hace que muchos no las laven con frecuencia y eso no es ni higiénico ni estético ya que se notará si no están limpias.  

Materiales más usados 

Los más conocidos y cómodos son la gamuza y piel para el exterior y la lana, piel o fibras naturales para el interior. La suela puede ser de goma, caucho o látex. Lo importante es que sean cómodas y también seguras para caminar. 

¿Cuánto cuestan? 

Hay muchas opciones y diferentes estilos de marcas en el mercado de zapatillas de andar por casa para hombres, las más conocidas son Clarks, Spot On, Padders y Romika, entre otras. Los precios varían según la marca y el diseño, obviamente, las encontraremos desde 5 a 50€ aproximadamente. Recuerda tener en cuenta los puntos explicados arriba y no tendrás problema en comprar la que mejor se adapte a tu gusto y a tu pie.