Vitrinas y armarios para decorar el hogar y mejorar la organización


A la hora de elegir muebles para el hogar, es importante tomarse el tiempo para escoger adecuadamente. La cama, la mesa y las sillas del comedor, además del sofá, son seguramente los que le darán la verdadera personalidad a la casa. Pero los muebles auxiliares, como cómodas, mesillas y estanterías, permiten redondear la decoración y aumentar el espacio de almacenaje que a la larga nos hará más fácil la vida diaria. Las vitrinas y armarios también resultan de gran utilidad para organizar y darle un orden a toda la casa.

Un mueble clásico que vuelve a estar de moda

Una vitrina es un pequeño armario con puertas de cristal que ayuda a ganar espacio de guardado y permite conservar y exhibir los objetos más valiosos. Cumple un rol funcional y, además, una función decorativa. Algunas décadas atrás, una vitrina no faltaba en ninguna casa y era el espacio irremplazable para vajilla, platos y, también, trofeos deportivos. La tendencia de la decoración minimalista desplazó su uso, pero en los últimos años experimentan una revaloración. El estilo nórdico ha aportado a colocar a las vitrinas nuevamente en el foco de las tendencias. Hoy tienen un toque más moderno y pueden ser colocados en todos los espacios de la casa: salones, comedores, cocinas, pasillos y recibidores.

Opciones para todos los gustos

Las vitrinas robustas y de gran porte ya son cosa del pasado. Hoy en día se adaptan a espacios más pequeños y vienen en todos los estilos: clásico, nórdico, rústico, moderno, vintage o industrial. Los precios también varían mucho, desde 50€ una vitrina usada, hasta 1500€ una nueva, con diseño sofisticado. También se suman las vitrinas tipo aparador, con cajones o puertas en la parte inferior, y las que se cuelgan en la pared y ahorran espacio al dejar libre la superficie del suelo.

Orden y protección para los objetos más valiosos

Por otro lado, los armarios son muebles más básicos que sirven igualmente para guardar objetos, pero tienen puertas sin cristales que los hacen más discretos y quizá más adecuados para dormitorios. 

A la hora de elegir vitrinas o armarios, ten en cuenta la ubicación y el espacio disponible. El tamaño del mueble debe ser proporcional al lugar que tengas libre. También es importante saber qué se va a guardar dentro, tanto por el espacio y la forma requeridos para el almacenamiento, como por el efecto estético, sobre todo en el caso de las vitrinas con puertas transparentes. Por último, la decoración del resto del cuarto también resulta esencial. Procura encontrar formas y colores que armonicen con toda la decoración para lograr un espacio equilibrado y placentero.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña