Los violonchelos y sus melodías para lograr un ambiente mágico 

Los violonchelos son instrumentos musicales de cuerda frotada que pertenecen a la familia del violín. Destacan por sus dimensiones, ostensiblemente mayores que las de los violines comunes. Su tamaño es, de hecho, proporcional a su atractivo, ya que ofrece un sonido único e incomparable. Aunque a priori parece un instrumento robusto y difícil de transportar, los músicos que se han decidido a probarlo han sido seducidos para siempre. Si eres violonchelista o te estás iniciando, tienes a tu disposición violonchelos desde 200 a 2000€. También los encontrarás de segunda mano, lo que resulta mucho más económico.

Consejos para comprar un violonchelo
Si estás pensando en comprarte uno de estos instrumentos musicales de cuerda y te encuentras un poco perdido, hay ciertos aspectos que debes tener en cuenta. En primer lugar, no vendría mal que preguntaras a un violonchelista profesional, por ejemplo, a tu profesor. Él te conoce y puede ser la persona más indicada para asesorarte.
Antes de adquirir un violonchelo, lo mejor es que lo pruebes. Comprobando su calidad tonal te resultará más fácil decidirte. Otro detalle a considerar es el arco. Hay violonchelos que lo incluyen y otros no. Además, el arco que viene con tu instrumento podría no ser el más recomendable. ¿Cómo identificar el adecuado? Recuerda que no debe ser ni muy largo ni pesar demasiado.
Por último, este tipo de instrumentos musicales de cuerda para orquesta requiere un buen estuche. Éste deberá ser lo suficiente espacioso para que quepa tanto el violonchelo como el arco. Los hay de tela y también más duros y resistentes con ruedas para facilitar su transporte.

Cómo limpiar y conservar tu violonchelo
Para que tu instrumento musical se mantenga en buen estado, es muy importante que lo limpies después de tocarlo. Esto no solo se aplica a los violonchelos, sino también a otros instrumentos de cuerda como los contrabajos.
Puedes utilizar un paño de algodón de textura suave y frotar todas las partes del instrumento: las cuerdas, los costados, el diapasón y, en general, todas aquellas áreas que han estado en contacto con tu cuerpo. De esta manera, eliminarás cualquier resto de suciedad. También hay gamuzas especiales para violonchelos y limpiadores específicos para remover el exceso de brea en la tapa. No olvides que si se acumula mucho, el sonido podría perder calidad. Aplica el producto, pero con cuidado, ya que el barniz del violonchelo podría deteriorarse.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña