Aire fresco desde las alturas 

¿Ha llegado el verano y hasta las paredes de tu casa han empezado a sudar? Si no tienes espacio para instalar un aparato de aire acondicionado, o no quieres mantenerlo encendido durante todo el día, puedes optar por comprar un refrescante ventilador de techo para aliviar las tardes de calor. Los ventiladores de techo son una solución económica para aplacar el calor y, además, son de fácil instalación. Los que ofrecen prestaciones básicas cuestan unos 40€ y los más especializados pueden costar más de 200€.
Entre otras ventajas, encontramos su bajo consumo energético y su funcionamiento silencioso. Esto los convierte en una buena opción para combinar con el uso del aire acondicionado y así ahorrar en tu factura eléctrica. 

Cómo elegir un buen ventilador de techo 

El primer factor a tener en cuenta es el uso que tendrá el ventilador, ¿será usado para interiores o exteriores? Si el ventilador se usará para refrescar un porche o terraza, entonces debes comprar un ventilador de techo específico para exteriores. La principal razón es que, estos últimos, están acondicionados para funcionar a la intemperie, tienen mayor resistencia al viento y un mejor aislamiento contra el polvo y el agua. En cuanto al material utilizado, los ventiladores de techo vienen fabricados en diferentes materiales como: aluminio, metal, cromo o madera. Las opciones son muy amplias. En el mercado puedes encontrar diferentes tipos de ventiladores de techo: con o sin luz integrada y con encendido y apagado con mando a distancia o con cadena. Y considera este dato práctico, un ventilador puede ayudar a distribuir el calor que produce un calefactor durante los meses fríos. Si cambiamos el sentido en el que giran las aspas del ventilador, el aire caliente que se acumula en el techo puede ser impulsado hacia abajo. Ten en cuenta que no todos los ventiladores ofrecen esta función, por lo que deberás fijarte bien si la opción se encuentra entre las prestaciones del que quieres comprar. 

Cuál es el tamaño apropiado para tu habitación 

El tamaño del ventilador depende de la superficie que quieras ventilar. Para habitaciones de hasta:

  • 9m2: un ventilador de 76-90cm de diámetro será perfecto.
  • 13m2: unos 106cm de diámetro sería lo apropiado.
  • 20m2: necesitarás un ventilador de 110 a 120cm de diámetro.
  • 40m2: el ventilador debe tener de 132 a 140cm de diámetro.

Cuántas aspas debe tener Mientras menos aspas, mejor. Un ventilador de tres aspas proporciona más aire que uno de seis. Pero, lo que sí debes tener en cuenta es la longitud de las mismas, ya que mientras más grandes sean, más lejos impulsarán el aire. Se recomienda que tengan una longitud entre 100 y 150cm.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña