¿Tienes uno que vender?

Haz que lo vean millones de compradores.
Ventiladores de techo Hunter

Ventiladores de techo Hunter: el aire de la tradición

La marca Hunter nace a finales del siglo XIX cuando John y James Hunter inventan el primer ventilador de techo propulsado por agua. El éxito no tardó en producirse y la marca comenzó a exportar a todo el mundo. Hoy en día, es el más antiguo fabricante de ventiladores de techo del mundo. Su prestigio se ha mantenido durante más de un siglo gracias a la calidad de sus productos, que siguen un proceso de fabricación casi artesanal, pues el montaje de sus motores no se realiza con máquinas, sino que lo llevan a cabo trabajadores expertos que cuidan de que no se produzca ningún fallo.

¿Por qué elegir un ventilador de techo Hunter?

Los ventiladores de techo Hunter son una buena opción para quienes buscan una forma de refrescar el hogar los días cálidos sin recurrir al aire acondicionado. Funcionan con electricidad y tienen un bajo consumo. Además, benefician la renovación del aire de tu casa cuando están en funcionamiento, son muy silenciosos y tienen diseños muy atractivos que se adaptan bien a cualquier estilo, ya sea clásico o contemporáneo.

¿Cómo son los motores de los ventiladores Hunter?

La estrella de los ventiladores Hunter es su motor: grandes, potentes y de cuidada calidad. Los motores de los ventiladores de techo Hunter han sido diseñados de forma específica para cada modelo y no se han reutilizado los de otros. Los componentes del motor también se eligen cuidando su alta calidad. El motor se recubre con una carcasa de hierro fundido, que facilita la disipación del calor y reduce el riesgo de balanceo. Otra característica es el ajuste de las palas, en un ángulo de 15°, que consigue que el aire desplazado sea mayor y produce menos ruido. Por último, Hunter comprueba la eficacia de sus motores mediante pruebas que revisan más de 500 puntos.

¿Qué encontramos en los ventiladores de techo Hunter?

  • Regulador de velocidad, a tres o más velocidades: para que elijas la temperatura deseada.
  • Mando a distancia: puedes ponerlo en marcha o apagarlo, cambiar la velocidad o programar el momento en el que queremos que se apague.
  • Modelos con luz integrada: estos ventiladores de techo hacen también la función de lámpara, solo tendrás un electrodoméstico en el techo y te ahorrarás un punto de luz.
  • Modelos con tres, cuatro o cinco aspas: los modelos con tres aspas mueven el aire a más velocidad y enfrían la habitación más rápido mientras que los modelos con cinco aspas son más silenciosos.