Claves para elegir la mejor ventana
Existe una gran variedad de ventanas y accesorios en el mercado. Sin embargo, con tanta oferta a veces resulta difícil saber qué ventana elegir.
Comprar ventanas puede convertirse en una odisea si antes no te haces las siguientes preguntas: ¿Necesitas mayor entrada de luz? ¿Quieres reducir el ruido? ¿Quieres ahorrar en calefacción y aire acondicionado? ¿El diseño de la ventana es acorde al estilo de tu vivienda?
Cuanto más pequeña sea la ventana, menores serán los perfiles de la misma así como también la cantidad de luz que dejará pasar. Los perfiles pueden estar construidos de aluminio, PVC, madera, acero inoxidable, etc.
Las ventanas de aluminio son frías al tacto y suelen condensar humedad durante los inviernos. Hay gran variedad de ventanas de aluminio que por lo general presentan muy buenos acabados. Casi no requieren mantenimiento. El precio: de 140 a 300€.
Las ventanas de PVC son herméticas y poseen mejor aislamiento térmico. También pueden condensar humedad, pero en su armazón interior de acero galvanizado, con lo cual las gotas de humedad no quedan a la vista. La calidad y variedad de acabados es bastante buena y no requieren demasiado mantenimiento. Su precio es de 70 a 150€.
Por otro lado, la madera es el material que mayor aislamiento otorga y regula la humedad naturalmente. Las ventanas de madera modernas son de perfiles laminados y resisten mejor el envejecimiento de exposición al sol si están tratadas con aceites o lasures.
Los rayos del sol no sólo atacan a las ventanas de madera, sino que también pueden atacar las lacas de color oscuro con las que se pintan las ventanas de aluminio o PVC. Por ello se recomienda elegir colores claros en aquellas regiones donde la incidencia del sol es alta.

Accesorios para evitar filtraciones e incrementar la seguridad
Si vives en una zona con lluvias y vientos frecuentes, elige una ventana que soporte una batida directa, de lo contrario deberás resguardarla para evitar filtraciones. Una opción alternativa para evitar el ingreso de aire y agua son los burletes para ventanas, los cuales son fáciles de instalar. El viento y la lluvia también puede evitarse con persianas o contraventanas. Las hay de aluminio, PVC y madera, enrollables en cajetín o de apertura por bisagra.
No desestimes un buen acristalamiento para evitar las pérdidas de calor. En los climas fríos se recomienda doble acristalamiento.
Por último, si tienes niños es vital que pienses en adquirir accesorios de bloqueo que restrinjan la apertura de las ventanas. El precio: tan solo 5€.
Si tienes un presupuesto ajustado tienes a tu disposición ventanas de segunda mano asi que solo compara y ¡elige la tuya!