Limpieza con vapor: el método más eficaz y seguro para tu hogar  

Las vaporetas y limpiadores de vapor son electrodomésticos capaces de realizar limpiezas profundas en las diferentes áreas de tu hogar (cocina, baño, pisos, etc.) utilizando solo vapor natural. Si a eso le añadimos que son muy fáciles y cómodos de usar, con resultados extraordinarios, estamos en presencia de una herramienta indispensable en todos los hogares y sitios de trabajo. 

¿Cómo funciona el vapor para limpiar? 

Básicamente, estos equipos están provistos de un proceso en el que se mezclan 2 variables principales: la presión y la temperatura. De esta forma, aplicando presión, el vapor puede penetrar los espacios y orificios pequeños o de acceso limitado. Esta es la clave de la efectividad de la limpieza con vapor, que puede remover el polvo, la suciedad, la grasa, etc. de lugares a los que comúnmente es más complicado acceder con los electrodomésticos de aseo convencionales. Igualmente, de este proceso básico, proviene la multifuncionalidad de estos equipos, que permiten limpiar una gran cantidad de superficies como: baños, suelos laminados y de baldosa, cocinas y sus placas, espejos, ventanas, etc. Y para no quedarse sólo en limpieza de superficies, muchos de estos electrodomésticos de limpieza a vapor también cuentan con accesorios adicionales para utilizar en prendas de vestir, alisándolas y quitando el polvo o las pelusas que puedan acumular. 

Características principales 

Una de las características que más atrae hoy en día, es que no utilizan ningún tipo de componente químico como muchos de los productos usados para la limpieza. Es por esto que los hace aún más populares entre las familias con niños o con miembros que sufren algún tipo de alergias a estos químicos. El tamaño del aparato puede variar dependiendo de la aplicación a la que esté destinado el limpiador a vapor. Los más pequeños son para usos más rápidos y de menor profundidad mientras que los más grandes, parecidos a las aspiradoras, tienen mayor capacidad para utilizarlos en limpiezas más profundas. Con respecto al rendimiento, a la hora de comprar, es importante verificar estos 3 factores: 

  1. La presión de vapor, en unidad bares, cuya presión mínima recomendada es entre 3-4 bares.
  2. La potencia, en KW, el rango va de 1000 a 2000W.
  3. Su capacidad en litros que te asegure hacer tus limpiezas con tranquilidad, los rangos se manejan entre 0.25-2 litros.

El precio dependerá de los factores indicados arriba y de la funcionalidad de cada equipo, los puedes encontrar desde 1 a 4200€ si el uso es industrial.
También encontrarás una variedad de marcas, siendo Polti la más famosa, la primera Vaporeta, y la que da nombre a todas las máquinas de otras marcas que también ofrecen buena calidad.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña