El coleccionismo de antigüedades militares

Hay una rama del coleccionismo especializada en las antigüedades de carácter militar, parches militares, vestimenta (gorras, cascos y uniformes militares), armamentística, medallas e insignias, revistas militares y otros artículos relacionados con el mundo militar y policial. Por lo amplia que es la historia militar, el coleccionista suele centrarse en una época o guerra específica como por ejemplo la I Guerra Mundial.


Qué añadir a nuestra colección de antigüedades militares españolas


En la historia militar española, el coleccionismo de antigüedades es muy amplio, aunque de entre todas las guerras una en la que se suelen especializar es en la Guerra Civil Española (1936 - 1939). De esta guerra son codiciados todo tipo de artículos, desde los uniformes del Bando Nacional o franquista, y los de su opositor, el Bando Republicano (más codiciado en la actualidad y de mayor valor económico, puesto que al ser el bando perdedor el número de ejemplares no es tan amplio como el otro).


Si se opta por coleccionar artículos más actuales de la Guardia Civil o de la Policía Nacional, el estado en el que se adquieren obviamente es mejor y su precio inferior a los del siglo pasado. Sin embargo, un detalle que hay que tener en cuenta para no incluir en su colección copias o falsas prendas, es pedir un certificado. Mediante este tipo de documentación, el comprador se asegura del producto que está comprando y que el dinero que invierte si lo desea un día puede recuperarlo con la postventa.


La extensa mayoría de la ropa militar barata se encuentra en el mercado de segunda mano o de ropa usada. Esto no significa que esté en peores condiciones, sólo que podrá ser adquirida a un precio más competitivo en el caso de que sea relativamente nuevo en el primer caso. Si se trata de artículos de guerras antiguas, ya sean cascos militares, uniformes o ropa del ejército español, se podrán comprar en tiendas de antigüedades, en subastas o webs con apartado de coleccionismo militar entre una amplia y singular oferta.
El coste de este tipo de colecciones varía según la época y el tipo de artículos en los que se especialice. Por ello las armas, ya sean de fuego o blancas, son más caras que los uniformes militares (entre 40 y 5000€). Unos artículos de coleccionismo militar que se caracterizan por un coste elevado son las medallas e insignias (entre 2 y 1000€).
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña