Memorias USB: cómo elegir la más adecuada para tus necesidades
La era actual se caracteriza por la fuerte dependencia de los dispositivos electrónicos, por lo que prácticamente es una necesidad contar con una memoria USB de buena calidad y gran capacidad de almacenamiento. Sin embargo, como es costumbre con los dispositivos electrónicos, hay varios factores que debes considerar a la hora de comprar una memoria USB.

Aspectos a considerar al comprar una memoria USB
Existen 3 aspectos importantes que determinan la decisión de compra de cualquier memoria USB: la capacidad de almacenamiento, la marca y la tecnología.

  • La capacidad de almacenamiento es, de lejos, la característica más importante a la hora de comprar una memoria USB. En el mercado puedes encontrar dispositivos con distintas capacidades, yendo desde solo 4GB (suficiente para archivos de ofimática) hasta 2TB (suficiente para guardar varias películas de ultra-alta definición).
  • Otro aspecto importante que puede influir considerablemente en el precio de una memoria USB es su marca. Los dispositivos de fabricantes reconocidos como Samsung, Kingston, SanDisk o Toshiba tienden a tener precios superiores a los de otras marcas menos conocidas.
  • Por último, la tecnología de las memorias USB influye en la velocidad de transmisión de los datos. Las tecnologías disponibles son 1.0, 2.0 y 3.0, siendo esta última la más rápida de todas. En la actualidad, lo más común es que las tiendas ofrezcan solamente dispositivos con tecnología 2.0 o 3.0.

Eligiendo el mejor lápiz o pendrive USB
Teniendo en cuenta las anteriores características, puedes buscar cuál es la mejor opción para ti. Una memoria flash USB de una marca reconocida con tecnología 3.0 y de 64 GB puede costar entre 40 y 60€. Si no necesitas demasiada capacidad de almacenamiento, puedes optar por un modelo de 16 GB, que puede costar entre 9 y 13€.
Además de las especificaciones técnicas, puedes tener en cuenta otros aspectos al momento de realizar tu compra. Existen diferentes modelos de memorias que se ajustan a toda clase de gustos: llavero USB, lápiz USB, diseños con tapa, fabricados en metal e incluso con imágenes de personajes de caricaturas. El aspecto estético tiene muy poca influencia en el funcionamiento del dispositivo, aunque es una opción que siempre está a tu alcance.
Si el precio es tu mayor preocupación, puedes optar por memorias USB baratas de una marca poco conocida. Estos modelos son considerablemente más económicos que las memorias de marca (empezando desde apenas 1€), aunque es probable que fallen con el tiempo.