Tubos para chimeneas: seguridad al calor del hogar

Elementos a menudo discretos pero siempre indispensables, los tubos para chimeneas forman parte del equipamiento de seguridad elemental de todo hogar. Luciendo a la vista decorativos lacados y cromados u ocultos tras la pared, los tubos para chimeneas son la vía de salida de gases y humos producidos por la combustión en chimeneas, estufas, calderas y cocinas. Si buscas tubos, adaptadores y piezas de empalme para el sistema de evacuación de gases, échale un vistazo al completo catálogo que encontrarás en eBay: componentes y accesorios de todas las medidas y materiales ofrecidos por distribuidores profesionales y excelentes vendedores de nuestra plataforma.

¿Qué tipos de tubos para chimeneas existen?

  • Tubos simples o de doble pared: los tubos simples hacen por sí mismos de conducto para la liberación de gases, mientras que los de doble pared necesitan un recubrimiento aislante. Los primeros serían, por ejemplo, los tubos para estufas independientes de pellets y los segundos, los que atraviesan una chimenea de obra.
  • Tubos vistos o interiores: cuando el tubo está a la vista, se cuida la estética además de las prestaciones técnicas. Para ello se utilizan aceros vitrificados y esmaltados. En los conductos interiores, el acero inoxidable cumple plenamente sus funciones.
  • Tubos rígidos o flexibles: la mayoría de las instalaciones utiliza tubos y segmentos de conducción rígidos, más estables y duraderos. No obstante, existen tubos flexibles que resultan muy útiles cuando se trata de salvar obstáculos constructivos.

¿De qué materiales son los tubos para chimeneas?

  • Acero inoxidable: aislado o sin aislar, es el material más resistente y duradero, ideal para conductos interiores.
  • Acero vitrificado y esmaltado: de menor resistencia pero con una estética más cuidada, se utiliza en tubos vistos para instalaciones de interior.
  • Acero galvanizado: el más delicado, se utiliza a menudo en segmentos angulares –codos, piezas en T– y rectos para instalaciones de interior de calderas y estufas de gas que generan temperaturas más bajas.

¿Qué debo tener en cuenta al instalarlos?

Ten siempre en cuenta algunas normas elementales de seguridad:

  • Procura que los primeros dos o tres metros del conducto sean rectos y verticales, sin codos ni reductores de diámetro, para favorecer el tiro.
  • En la medida de lo posible, mantén el mismo material y diámetro en toda la conducción.
  • Guarda las debidas distancias entre el tubo y elementos inflamables como maderas, moquetas o cortinajes.

En cualquier caso, antes de instalar por ti mismo tubos para chimeneas, extractores, estufas o calderas, consulta todos los detalles con un profesional.

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña