Trípodes y soportes para cámaras al mejor precio

Todo fotógrafo que se precie, aprendiz o profesional, necesita tener al menos un trípode o soporte para la cámara de su equipo. Los trípodes y soportes para cámaras son accesorios que nos ofrecen un punto de apoyo y estabilidad a la hora de obtener una imagen con nuestro aparato fotográfico. Por muy poco dinero podemos disponer de un trípode o soporte para nuestra cámara y comenzar a producir imágenes espectaculares, como imágenes de larga exposición o fotografías de producto. Además son un regalo muy socorrido en Navidades y cumpleaños.

¿Para qué sirve un trípode?

Al hacer una fotografía, la imagen se plasma en el sensor de la cámara (el sustituto de las películas fotográficas). La luz entra en el diafragma. A partir de aquí, el resultado que la cámara procesa es una suma de la información de la apertura de diafragma y el tiempo de exposición. Un trípode o soporte para cámaras sirve para estabilizar la cámara, evitar vibraciones, temblores y movimientos no deseados, evitando así imágenes borrosas o trepidadas y grabaciones de mala calidad. Por no decir que cuando el tiempo de exposición es más largo, resulta casi imposible hacer una foto decente solamente sujetando la cámara con la mano.

¿Qué piezas forman un soporte para cámara?

Los trípodes o soportes para cámara están compuestos de:

  • Rótula o cabeza: la parte más importante del trípode.
  • Patas: normalmente son tres. También existen los soportes monopie.
  • Zapata: la pieza que se engancha a la cámara.

Tipos de rótula:

  • De tres ejes, para movimientos horizontales y verticales.
  • De balancín, especialmente indicada para sujeción de teleobjetivos.
  • De cremallera, igual que la anterior pero más pesada.
  • De joystick, para facilitar movimientos de la cámara, como los de la fotografía deportiva.

¿Qué trípode o soporte para cámara debo adquirir?

La elección del tipo de soporte para cámara varía según las necesidades de cada fotógrafo. En el mercado se comercializan los trípodes todo en uno, los trípodes ligeros de viaje y los trípodes de carga media. Para fotografías de paisaje, viajes y exteriores un trípode ligero es lo más adecuado. En cambio, para fotografías de estudio se requiere de un trípode robusto. Los trípodes están fabricados por lo general en materiales resistentes como la fibra de carbono o el aluminio. A la hora de elegir un trípode o soporte, la máxima a seguir es que soporte el doble de peso de nuestra cámara, siempre con el objetivo enganchado.

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña