Lleva a tu mascota a donde quieras 

Si tienes una mascota pequeña o mediana, los bolsos para perros son accesorios que no deberías dejar de tener en casa, en especial si viajas mucho. Además, hoy en día, existen diferentes tipos de transportines para perros que se adaptan a muchos entornos, desde transportines rígidos, hasta flexibles, pasando por mochilas para perros y tipo bolsos (muy prácticos si tienes perros muy pequeños). Por lo general, todos los transportines son cómodos, pero siempre puedes colocarle una manta en la base para hacer más feliz a tu mascota.

Cómo elegir el transportín perfecto para mi perro 

Lo primero es determinar para qué vas a usar el transportín, así sabrás qué tipo de modelo es el más adecuado para tu mascota. Si vas a viajar en avión es importante que el transportín cumpla con las normas de la aviación y la aerolínea en la que vas a viajar. Es fundamental que te asegures de si tu mascota podrá viajar contigo en cabina o si tendrá que ir en bodega. Entre otros aspectos relevantes está la seguridad. Tu mascota siempre debe viajar segura y cómoda. Luego considera el tamaño de tu mascota para saber que transporte le funciona mejor, procura que pueda estirar sus patas y también tumbarse con facilidad. Si el transportín es acolchado, le permitirá a tu perro a estar más cómodo y tranquilo durante el viaje.¿Y si tengo un gato? También puedes conseguir transportines para gatos. Realmente no hay mucha diferencia, pero, seguramente, será más difícil conseguir que tu gato entre en él a la primera. ¿Te gusta pasar mucho tiempo al aire libre o salir en bici? Entonces lo mejor será buscar una cesta o remolque de bicicletas para perros para que tu mascota pueda seguirte el paso y disfrutar contigo de un paseo sobre ruedas. 

¿Bolso o transportín? 

Como mencionamos al principio, existen varios tipos de transporte de perros, tienes los rígidos, los flexibles, las mochilas para perros y los bolsos para perros pequeños. Estos dos últimos son principalmente usados para transportar mascotas en distancias cortas, ya que tienes que llevar encima todo el peso de tu perro.  Otra opción es hacerte con una mochila para perros, grande y resistente, que además tenga ruedas para no tener que cargar con el peso de tu perro sobre los hombros todo el tiempo. Pero también es útil contar con un transportín para viajes largos, en coche o en avión, incluso puedes comprar una rampa o escalera para que tu mascota suba fácilmente al coche.
Finalmente, si quieres que tu perro se divierta y lo quieres consentir, podrías adquirir un cochecito o carrito para sacarlo de paseo.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña