Un complemento de vestir que no pasa desapercibido
Para construir un look con éxito, nada mejor que unos tirantes para pantalones, un complemento que hoy en día se usa más por moda que por necesidad, y que, según dicen los expertos en moda, no debe usarse al mismo tiempo que el cinturón.
Los tirantes para caballeros fueron una prenda estrella durante muchos años, desde que se inventaron en 1820 para sujetar los pantalones y permitir libertad de movimientos a quienes llevaban traje. Pero, tras la Primera Guerra Mundial, cayeron en desuso por la revolución en la vestimenta masculina con el cinturón que pasó a ocupar el trono.
Actualmente, los tirantes para hombres vuelven a ser muy populares y no parece que sea una moda pasajera. También los tirantes para mujer, que componen atuendos muy femeninos al combinarlos con otros complementos. Se usan con prendas formales, pero modernas, en ambientes laborales, y con prendas informales para construir un look hipster.

¿Cuales son las ventajas de usar tirantes?
Los tirantes, al igual que las corbatas, pajaritas o los pañuelos de hombre, aportan elegancia con carácter. Además de mantener el pantalón en su sitio, los tirantes evitan que este se vea por debajo cuando llevas prendas de conjunto.
A diferencia del cinturón, que corta la figura en dos partes, los tirantes estilizan la figura y no permiten que se formen bolsas por debajo de la cintura. En resumen, son elegantes y prácticos, como los pañuelos de bolsillo.
Su sistema de sujeción de la ropa es por suspensión, esto disminuye el rozamiento entre las prendas y el cuerpo, lo que permite mayor ventilación.

Quiero comprar tirantes… ¿por dónde empiezo?
Los que tienen forma de X en la espalda se reconocen por ser estrechos, y las normas de etiqueta dicen que no deben verse, por lo tanto hay que ponerse chaleco, chaqueta o jersey encima. Unos nuevos los puedes encontrar por menos de 2€.
Los que toman forma de Y en la parte trasera, suelen ser más más gruesos y con tiras más anchas. Para lograr un atuendo formal, no deberían verse, pero si queremos construir un look informal pueden mostrarse. Los puedes encontrar nuevos por menos de 1€.
Los tirantes de clips se sujetan a la prenda con pinzas y se colocan fácilmente en cualquier ropa. Por contra, este sistema puede dañar la ropa, y si está mal regulado, la pinza puede ceder.
Los tirantes con sujeción de latiguillo, aunque son muy cómodos, precisan que la prenda tenga botones interiores para sujetarlos. Unos de nuevos los puedes encontrar desde 5€.