Cambia de imagen con un tinte para el pelo en un abrir y cerrar de ojos

En ocasiones queremos cambiar nuestra imagen, pero sin que sea algo drástico. Un cambio en la forma de vestir es una opción, pero ¿qué te parecen los productos de belleza y salud que tienes a tu disposición para revolucionar tu pelo? Lo bueno de los tintes y coloración para el cabello que existen en la actualidad es que, si te queda mal, siempre podrás optar por otro color que sí te favorezca. 


¿Qué tipo de tinte te favorece?

Antes de elegir un color de tinte, debes tener en cuenta ciertos aspectos como de qué color son tus ojos, pelo y tez y si te sueles broncear fácilmente. En general, si quieres algo sencillo no aclares o oscurezcas tu pelo más de tres tonos. Asimismo, si sueles tener ojeras o tienes manchas en la piel, evita los rubios muy claros o los marrones muy oscuros para que esos defectos no se acentúen más. Por último, no te olvides del color de tus cejas ya que si quedan más oscuras que la tonalidad nueva de tu pelo, posiblemente no te guste el resultado.
Entonces, ¿cuál sería tu tono de tinte adecuado? Si tienes ojos y piel clara, el castaño te va a sentar fabuloso porque no es una tonalidad muy fuerte. Si prefieres un cambio más radical y tienes una tez clara, con el rojo lograrás esa nueva imagen que deseas, aunque ten cuidado porque también puede hacer que parezcas mayor de lo que en realidad eres. Con un negro intenso parecerás más delgada y si tienes los ojos azules el resultado será de impacto. Con el rubio hay que tener cuidado. Si eliges una tonalidad clara, pero te pones morena con facilidad, tendrás una imagen muy artificial; pero si tienes los ojos azules o verdes, el dorado oscuro te quedará perfecto. Puedes encontrar diferentes tipos de tinte entre 3 y 70€.


Cuida tu pelo como se merece

Cuando apliques cualquier tinte a tu pelo, también tendrás que utilizar ciertos productos de cuidado del cabello para que no se te maltrate. Ten mucho cuidado con las lacas, espumas y fijadores que usas, siempre lee sus características antes de utilizarlas y si hay alguna que no te convence, lo mejor es que elijas otra alternativa. Lo mismo ocurre con los champús y acondicionadores. Por último, si estás mirando tratamientos anticaída para el cabello, antes que nada comprueba que el que elijas es compatible con el tinte que quieres usar.