Tiendas de campaña para 12 personas para acampada y senderismo

Las tiendas de campaña de gran formato son la mejor forma de disfrutar en familia o con un numeroso grupo de amigos. Gracias a ellas, un máximo de 12 personas pueden compartir unas vacaciones en contacto directo con la naturaleza gozando de todas las facilidades de este tipo de instalaciones, de la forma más económica y sin necesidad de sacrificar el bienestar.

¿Cómo son este tipo de tiendas de campaña?

Las tiendas de campaña para 12 personas para acampada y senderismo disponen de varias estancias, como dormitorios y espacios de uso común. En cualquier caso, dada la amplitud interior, permite libertad de movimientos sin tener una gran sensación de agobio o claustrofobia. De esta forma, una sala de estar en el interior de una tienda de campaña de gran formato da flexibilidad para la colocación de un mobiliario mínimo para permitir una agradable estancia vacacional, tales como asientos, mesa o lugares de almacenaje.

¿Cómo elegir una tienda de campaña?

  • Peso: una tienda de campaña para 12 personas implica una estructura de cierta importancia. A la hora de transportarla hay que tener en cuenta su peso, especialmente si vamos a hacer trayectos a pie.
  • Material: al adquirir una tienda de campaña de gran formato se debe pensar en la durabilidad de ésta, aunque esto influya en el peso del equipamiento. Así, una lona es muy duradera, pero también pesada. Por otra parte, el nailon o el poliéster tienen diferente comportamiento ante el frío o la intensa exposición al sol.
  • Condiciones climáticas: una clasificación habitual para las tiendas es el número de estaciones. De este modo, una tienda de dos estaciones resiste vientos suaves, es impermeable y está dotada de una buena ventilación que permita soportar el calor. Las de tres estaciones deben soportar vientos y lluvias más fuertes. Comprensiblemente, las de cuatro estaciones estarán preparadas para condiciones de fríos más extremos e incluso nieve.

¿Cómo se monta una tienda de campaña?

El tipo de montaje de una tienda determinará la rigidez y sujeción de su estructura. Las tiendas autoportantes está formadas por un juego de varillas que sostienen la tienda, haciéndola transportable y apta para ser instalada en cualquier superficie. Por el contrario, otras tiendas requieren la fijación de la base o de algunos clips de plástico de las varillas, ya sea mediante piquetas fijadas al suelo o mediante cuerdas amarradas a elementos del entorno, como árboles o piedras.