¿Cuántos televisores tienes en casa?

Los televisores son parte esencial de nuestra vida. Es difícil encontrar a alguien que no tenga uno (o más de uno) en su hogar.
Con el avance de la tecnología, las características y funciones de los televisores han ido creciendo rápidamente, logrando ofrecernos una calidad de imagen cada vez mejor con colores impresionantes y con un amplio abanico de opciones y precios (desde 200 hasta más de 1000€).   

Cómo saber qué televisor elegir entre tanta variedad

Al buscar un televisor, nuevo o de segunda mano, nos encontramos con una interminable lista de opciones: pantallas, resoluciones, dimensiones y marcas. Una de las primeras dudas que se nos presentan es el tamaño de la pantalla, desde menos de 20” hasta más de 50”. Esto dependerá exclusivamente del espacio que tengas disponible y tu preferencia personal. Luego tenemos la resolución de la pantalla. Hoy en día, casi todas las resoluciones son Full HD (1080p) o Ultra HD y el famoso 4K. Para elegir entre una de esas dos resoluciones, debes pensar en qué tipo de contenido y en qué formato lo vas a ver. Muchas personas compran un televisor 4K por su fama, pero no lo aprovechan completamente porque no poseen contenido en ese formato. Por último, consideremos la forma de la pantalla. Si eres de los que no tiene demasiado espacio, la mejor opción es un televisor plano. En cambio, si tienes más espacio para verlo desde todos los ángulos y te gustaría tener una experiencia inmersiva completa podrías optar por un televisor LED curvo. Algunas de las marcas más populares son LG, Samsung, Panasonic, Philips y Sony.

Ya tengo mi televisor, ¿cómo mejorar la experiencia?

Una vez que hayas elegido tu televisor, puedes elegir entre varias opciones para mejorar tu experiencia.
Si te interesa conectarte a Internet y disfrutar de las diferentes aplicaciones que permiten ver series o películas en streaming, opta por un televisor Smart TV.
Una vez que ya tienes tu fuente de entretenimiento, puedes mejorar la experiencia con un sistema de Home Cinema o un reproductor de DVD y Blu-Ray.
Para muchas personas eso sería suficiente para pasar un buen día con los amigos, la pareja o la familia, pero para otros, a la experiencia le falta un poco más de realidad. Si eres de los últimos, podrías llevar la experiencia a otro nivel de realidad con un equipo de Realidad Virtual.
Como verás, existen muchas opciones en cuanto a televisores y los accesorios que se pueden obtener, por lo que solo hay que mirar, comparar y elegir el que mejor se adapte a ti y tu estilo de vida.