La evolución de los televisores

Samsung, al igual que muchas otras marcas de electrodomésticos, decidieron hace años entrar en el mundo de la televisión. Los primeros televisores comerciales del mundo se fabricaron en 1928 en el Reino Unido y estos televisores consistían de un tubo de neón detrás de un disco de Nipkow que producían una imagen del tamaño de una estampilla. Un par de décadas después los televisores empezaron a encontrarse en los hogares de todo el mundo, y con ello los prototipos iniciaron un proceso de evolución que data desde el blanco y negro, a la imagen 4K o 3D de hoy en día.


La nueva gama de televisores Samsung


Samsung es hoy en día una de las marcas más innovadoras en el mercado de la televisión y recientemente ha presentado una nueva gama de televisores que ha bautizado con el nombre de QLED. Estos nuevos televisores no solo mejoran el rendimiento en imagen y sonido, sino que también poseen actualizaciones importantes como la conexión a Internet.


Características de la nueva gama de televisores Samsung


Las razones por las cuales los televisores de Samsung han evolucionado es por las características de sus nuevos prototipos. Estos equipos vienen con sistema de iluminación LED Supreme UHD Dimming, un panel de 10 bits con resolución de 3840 x 2160 pixeles, una imagen con soporte HDR QHDR 1500, salida de sonido 4.2 CH con woofer y 40W de potencia, soporte Dolby Digital Plus, Codec DTS y múltiples conexiones HDMI, USB, Ethernet, sistema de Wifi y Bluetooth, entre otras.


Qué otros equipos necesitas para potenciar el uso de tu televisor


Hoy en día puedes hacer uso de múltiples elementos para mejorar tu sistema de entretenimiento casero, como es el caso de equipos Home Audio, receptores y decodificadores de TV, DVD, Blu-ray y Home Cinema, artículos de realidad virtual o gafas inteligentes, entre otros. De esta forma podrás añadirle a tu televisor herramientas que te permitan reproducir películas, documentales y canciones con una calidad de imagen y sonido inmejorable.


Cómo elegir un televisor y no morir en el intento


La elección de un televisor no es tarea fácil, pero si acudes a buenas marcas como Samsung el proceso se hará mucho más sencillo. Lo primero que deberás hacer es estudiar la gama de televisores que se adapten a tu presupuesto y a partir de allí ver cuál se adapta mejor a tí, buscando un mejor sonido, una mejor imagen, el tamaño adecuado, etcétera. Un televisor Samsung LED de 43” te puede costar unos 350€ aproximadamente, mientras que uno de los últimos modelos QLED están por encima de los 2000€. ¿Y para ti cuánto cuesta el sistema de entretenimiento casero?