Televisores LCD: El entretenimiento que te mereces 

Un televisor es sinónimo de entretenimiento cuando estamos en casa. Es por esto que debemos invertir en un buen televisor con buena imagen y sonido que nos permita vivir una experiencia en la que realmente desconectemos del estrés del trabajo y de la rutina. Los televisores LCD, dejando de lado los de plasma que ya quedaron en el pasado, y los LED que aún son muy caros, aún tienen mucho por ofrecernos y por una excelente relación calidad-precio. Ahora bien, comprar un televisor es lo que ya no es tan fácil porque hay muchas marcas, tamaños, especificaciones, tecnologías, etc., que pueden llegar abrumarnos a la hora de tener que escoger uno a buen precio. 

Características principales

En este caso, lo principal que debes tener en cuenta como primer filtro para facilitar tu compra, es elegir el tamaño del televisor que necesitas en base al espacio donde lo vas a poner, ya que puedes encontrarlos desde menos de 20 pulgadas hasta de 60 pulgadas para los que quieren tener un espectacular cine en casa. Asociada con el tamaño, está la resolución de la pantalla, es decir, qué tan nítida y clara verás la imagen en el televisor.

La más alta y común actualmente es la 1080p HD, sin embargo, ya hay una resolución más alta que es la 4K que también son llamados UHD por definición ultra alta ya que tienen una cantidad de píxeles 4 veces mayor que la 1080p HD, sin embargo, por ser la última tecnología, es aún mucho más cara y no hay tanto contenido disponible en ese formato. Otras de las funcionalidades que traen los televisores actualmente, es el Smart TV, que básicamente lo que significa es que tu tele podrá conectarse a Internet y trae incluidas ciertas aplicaciones de películas, vídeo, música como Netflix por ejemplo, para que no sólo veas los canales convencionales. Los diseños también han evolucionado, siendo cada vez más ligeros y finos e incluso, con pantallas curvas que, en verdad, son más estéticas que funcionales.

Otra característica muy valorada por los usuarios, es la conectividad. Dado que los televisores también nos sirven para proyectar cualquier tipo de contenido (música, vídeo, fotos) es importante que tenga las conexiones acordes a los dispositivos que usamos actualmente, es decir, al menos 3 puertos HDMI y un par de USBs. 

Buenas marcas a buenos precios 

Conociendo todos los puntos más importantes para evaluar antes de hacer tu compra, ya podrás reducir tus opciones a tus necesidades y al rango de precios que se ajuste a tu presupuesto, ya que actualmente es bastante amplio y va desde 50 hasta 500€ en marcas reconocidas como LG, Philips, Samsung y Sony.