El teclado y el keypad un imprescindible para tu día a día


Dentro de la gran variedad de dispositivos de entrada para el uso del ordenador o tablet, los teclados y keypads se han convertido en un accesorio imprescindible, junto con el ratón.
El uso de un teclado mecánico en lugar de uno táctil tiene múltiples ventajas, entre ellas: la durabilidad, el tacto, la precisión, la resistencia y el rendimiento en los videojuegos, y por último la velocidad de escritura.

La durabilidad de los teclados no táctiles se debe a que están fabricados para ser utilizados durante décadas. En el caso de que se dañe una tecla, puede ser sustituida por otra. Además, permiten aplicar la fuerza que se desee al pulsar las teclas. En relación a esto último está relacionado el tacto, velocidad y precisión de escritura. La razón es sencilla, al teclear en un teclado mecánico las posibilidades de cometer erratas disminuyen radicalmente, y el tiempo de escritura se reduce ya que detecta cada pulsación.
Así, según el uso que le des deberás optar por uno que esté fabricado para el uso en la oficina (teclado estándar o teclado numérico) o un teclado para gaming, porque ambos pueden parecer similares pero no lo son.


Cómo elegir el teclado adecuado

Antes de seguir leyendo debes decidir qué tipo de conexión con el ordenador o tableta quieres, existen dos opciones el teclado con cable (entre 5 y 200€) y el teclado inalámbrico (entre 10 y 500€). También existen packs de teclado y ratón que pueden resultar interesantes y económicos.

Ambas tipologías tienen sus pros y sus contras, por ello para hacer la elección un poco más sencilla explicaremos cuales son para que compres el periférico que necesitas.
En relación a la durabilidad de la batería, esto sólo es aplicable a los inalámbricos, y tiene especial importancia cuando el uso es para gaming, ya que el típico teclado retroiluminado consume mucha energía. Por ello depende de lo que se valore más, si la posibilidad de utilizar el dispositivo donde se desee o el hecho de tener que cambiar las pilas cada vez que se terminen.

En el caso de los teclados inalámbricos, si el receptor que te permite la conectividad con el ordenador o la tableta deja de funcionar, el teclado dejará de tener cualquier tipo de uso.
Al igual que la recepción, las interferencias son un problema que no se dan con el teclado por cable. Todos los dispositivos inalámbricos pueden ser interferidos por los móviles o tabletas de tus vecinos. Sin embargo, estas interferencias no suelen tener lugar siempre y cuando se guarde una distancia prudencial entre dispositivos inalámbricos, de al menos de medio metro.