Elegancia y comodidad en tu hogar gracias a los suelos de madera

¿Estás pensando en remodelar el suelo del piso que te acabas de comprar o quieres darle un nuevo estilo al que ya tienes? Tradicionalmente se han utilizado los azulejos y la cerámica para cubrir el suelo de las casas; pero esto no significa que sean la única o la mejor opción de bases para suelos que existen en la actualidad. ¿Has valorado la posibilidad de los suelos de madera para este proyecto nuevo que tienes en mente?


¿Qué es mejor la madera o la cerámica?

A la hora de hacer cualquier reforma importante en tu casa, la elección del tipo de suelo debe estar en sintonía con el estilo de todo el conjunto. Los dos materiales son naturales pero muy distintos: mientras que la madera es un género cálido y delicado, la cerámica es más resistente y dura más; además de que tiene una mayor variedad de estilos.
La cerámica funciona muy bien en espacios muy transitados, húmedos y con cambios de temperatura; por lo que se suele elegir para el baño y la cocina. Sin embargo, es un material bastante frío y no es tan confortable como la madera para otros lugares en los que queremos que predomine la comodidad; como en las habitaciones y en el salón. En cuanto a la madera, es un material perfecto para andar descalzo, pero también hay que tener en cuenta que necesita de unos cuidados especiales para evitar su deterioro ya que es muy delicada con los golpes, la humedad y los arañazos.


¿Qué tipo de suelo de madera se adapta mejor a tus necesidades?

La tarima de madera maciza es la más resistente porque está hecha de madera noble pura y aunque su precio es elevado, a largo plazo es más rentable. La tarima flotante de madera y el parquet son otras opciones que, aunque más económicas, son más delgadas por lo que pierden resistencia y duran menos. Puedes encontrar diferentes láminas de estos suelos de madera entre 2 y 85€.


Otras opciones disponibles

Si el presupuesto es determinante, también puedes valorar los suelos laminados y vinílicos. El suelo laminado se hace a base de capas de plástico que se pegan a un compuesto de fibra usando calor y una gran presión. Este tipo de suelo es más económico y también se puede instalar en zonas húmedas o con calefacción; su desventaja es que dura menos que el suelo de madera ya que no se puede pulir. Asimismo, también existen otros artículos de suelos y azulejos, como perfiles y rodapiés, con los que puedes cambiar el estilo de tu hogar sin gastar mucho dinero.