El sofá: el mueble imprescindible para tu salón

El sofá es ese rincón donde te relajas, puedes leer, compartir con tus amigos buenos momentos, puede ser la butaca de tu cine privado, y en definitiva, el asiento más importante de tu casa. Por ello, puede que una de las elecciones de mobiliario más importante que realices sea la compra de tu sofá.

Cómo elegir el sofá adecuado


A la hora de elegir el mobiliario de la casa las dudas que pueden surgir incluso en la elección del sofá pueden producir algún que otro dolor de cabeza, por ello aquí están resumidas las características clave del sofá o del sillón adecuado para tu salón:

  • Tamaño: para no errar en la elección, lo primero es medir el salón, así como va a ser el diseño de este espacio. 
  • Comodidad: hay que comprobar algunas características: cuando te sientes es recomendable que las rodillas  y las caderas queden a una altura similar. Además, tienes que poder apoyar el brazo en el reposabrazos sin problemas; es recomendable que puedas apoyar la espalda y los pies en el suelo a la vez para evitar dolores e incomodidades futuras.
  • Estructura fuerte: de nada te servirá que sea bonito y barato, si no es también de buena calidad. En consecuencia, asegurate de que  tiene una estructura de madera maciza o metálica, un sistema de zig- zag para los asientos, y por último que las patas formen parte de la estructura.
  • Material utilizado: para el relleno una opción de sofá barato pero bueno es la viscoelástica o la espuma de poliuretano.
  • Fundas: protegé tu tapicería si tienes niños en casa con una funda.
  • Tapicería: son adecuadas el algodón, la chenilla, la piel y la técnica.
  • Extras: en algunas ocasiones los sofás tienen cajones, asientos deslizantes, bandejas deslizantes, sofás con chaise longue, etc. En este caso, varía en función de las preferencias de cada uno.

Esta parte de tu mobiliario puede ser muy cara si es nueva (entre 400 y 3000€), pero recurrir a sillones y sofás más baratos y de buena calidad es posible. Para poder tener en el hogar lo mejor sin vaciar el bolsillo los sofás de segunda mano o los sofás de IKEA son una gran opción a sopesar (a partir de 140€). Sin embargo, si no deseamos un sofá utilizado en otra casa, los sofás de Ikea nuevos siguen siendo muebles al alcance de todos los bolsillos.