Sillas para la cocina. La comodidad útil

Las sillas son muebles prácticos que pueden utilizarse en varias estancias de la casa. Existen algunas diferencias respecto a las sillas de escritorio, con respaldo más mullido y apropiadas para pasar muchas horas sentados en ellas, y las sillas de cocina y comedor, que están pensadas para pasar el tiempo que dure la comida. Las sillas de cocina cuentan con asientos cómodos, y el respaldo suele ser de madera o metálico ayudando a nuestro cuerpo a mantener una postura correcta durante la comida. Las de comedor suelen ser más grandes y acolchadas mientras que las sillas de cocina suelen ser de menor dimensión, porque el espacio del que disponen suele ser más pequeño. Cuando la cocina está integrada con el salón-comedor, el espacio suele ser más amplio y entonces pueden disponerse sillas de cocina o de comedor, según el ambiente que quieras dar a tu hogar.

¿Qué materiales utilizan las sillas de cocina?

  • La madera es el material más utilizado, tanto para estructuras como para asientos que pueden estar tapizados o con la madera vista. Este tipo de sillas son adecuadas para ambientes clásicos o con un toque rústico que dan calidez a la estancia.
  • Las estructuras metálicas o de aluminio satinado o cromado se están popularizando en los últimos años. Pueden tener asientos de madera o tapizados y se combina con una mesa extensible con tapa de cristal y colores. Es un tipo de silla que se adapta a entornos modernos y alegres.
  • Las sillas de policarbonato son muy ligeras, originales y fáciles de limpiar. Puedes escontrarlas tanto transparentes como en colores más diversos, para que puedas combinarlas a tu gusto.
  • Las sillas de cocina de polipropileno son muy resistentes y pueden adoptar diseños muy imaginativos.

¿Qué medidas pueden tener las sillas de cocina?

Las sillas de cocina se disponen alrededor de una mesa y es esta la que debe marcar el tamaño de las sillas. Es importante que el asiento no quede ni alto ni bajo al sentarse por lo que una altura de 45 cm suele ser la ideal, aunque la altura del respaldo puede alcanzar hasta los 110 cm. Si en lugar de una mesa tienes una cocina con barra, el asiento de la silla debe ser más alto, de unos 75 cm. Si no estás seguro de la altura adecuada para tu barra, puedes optar por las sillas regulables.

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña