Sillas para el comedor. Comida en familia

Pasamos muchas horas sentados en sillas de comedor, ya sea en las horas de la comida como en otros momentos en los que necesitamos el apoyo de una mesa. Las sillas para el comedor se utilizan en conjunto con la mesa, por eso es importante elegir una silla para el comedor que se adecue a la mesa que tenemos, para que al sentarnos la mesa quede a la altura correcta y nos resulte cómoda. La estética también es importante, siendo un elemento de mobiliario que va a ser centro de miradas. En la actualidad el comedor es una estancia que se ha fusionado con el salón o la cocina y lo más habitual es tener una cocina-comedor o un salón-comedor por lo que el estilo de las sillas suele estar a tono con la decoración que le rodea. Así encontramos sillas de comedor más sencillas para que se integren en la decoración de la cocina junto a otras más llamativas que se sitúan en el salón.

¿Cómo es una silla para el comedor?

La silla para el comedor suele tener una ligera inclinación hacia atrás, para que nos sentemos con la espalda en una posición natural y cómoda, y un buen respaldo para la zona lumbar. Es conveniente que sea resistente, pues es un artículo de uso constante, y que sea fácil de limpiar. Los modelos más habituales de sillas para el comedor no llevan reposabrazos.

¿Qué materiales utilizan las sillas para el comedor?

Los armazones pueden ser:

  • Madera: es el material más tradicional. Las sillas de comedor en madera proporcionan ambientes cálidos y agradables, y pueden encontrarse también lacadas en color.
  • Metal: las sillas cromadas son elegantes y poseen resistencia y ligereza. Ideales para ambientes modernos.

Los tapizados pueden ser:

  • Tapizado en tela: permite una gran variedad de estilos y colores, resultan cálidos y acogedores.
  • Piel sintética: son muy elegantes.
  • Puedes usar fundas lavables: tienen como ventaja que las cambias cuando te apetezca.

¿En qué estilos encontramos sillas de comedor?

  • Estilo vintage: da a tus sillas de comedor un toque romántico. Elige sillas con las patas torneadas, tonos pastel y tapizados retro.
  • Estilo minimalista: tiende a las líneas rectas y al mínimo de decoración. Puedes encontrar sillas de comedor minimalistas tanto en madera como en metal.
  • Estilo clásico: la madera es protagonista en los comedores clásicos, con tapizados en terciopelo o seda. Son muy elegantes.
  • Estilo étnico: usa madera sin tratar, artesanía o sillas de ratán. Combínalas con estampados de colores vivos.
>