El crecimiento de tu empresa requiere de un servidor apropiado 

Un servidor es una herramienta indispensable para todas las empresas, incluso para las más pequeñas que tengan pocos ordenadores, para poder trabajar de forma efectiva y segura en lo que corresponde al manejo de información y la conectividad de los empleados en las redes de empresas. El servidor hace la función de un ordenador que tiene la capacidad de almacenar una mayor cantidad de información, mientras que, a través de una red por cable o inalámbrica, conecta varios ordenadores administrando aplicaciones como el correo electrónico, el respaldo de la información, el acceso desde sitios remotos, la autenticación de los usuarios, etc. servidor elegir 

Hay 3 tipos de servidores para empresas y cada uno con características concretas: 

  1. Torre: estos son los más básicos, son como un ordenador de sobremesa y son los recomendados si es el primer servidor que una empresa va a tener cuando no cuenta con mucho espacio. A este tipo de servidor se le pueden adaptar procesadores y discos duros dependiendo del número de ordenadores que tenga la empresa.
  2. Rack: llamados así porque se instalan horizontalmente. Estos requieren un sistema de control de temperatura porque tienden a elevar la temperatura del espacio en el que están. Se recomiendan en empresas donde se tenga un buen conocimiento y experiencia con servidores.
  3. Blade: su nombre significa hoja en Inglés y son, precisamente, los servidores más compactos que se encuentran en el mercado y los recomendados para empresas grandes que requieren de gran capacidad en su servidor. Este diseño ahorra espacio y energía.

Para tener en cuenta antes de comprar un servidor 

Es necesario identificar las necesidades específicas de tu empresa para elegir el servidor que mejor se ajuste en cuanto a capacidad, potencia, procesamiento y memoria, que son las características básicas de estos equipos. También es importante que conozcas los costes adicionales que cada servidor genera en términos de mantenimiento de hardware y software y otro equipamiento para servidores, clientes y terminales para empresa que puedas necesitar. Y, por último, el espacio. Los servidores de redes para empresa pueden ocupar diferentes tipos de espacio dependiendo de la configuración que tengan, y éstos también deben cumplir con ciertas condiciones para asegurar el buen funcionamiento del servidor.  

Inversión a largo plazo 

Ten en cuenta que el coste de tu servidor será una inversión a largo plazo que harás para optimizar los procesos en tu empresa y te ayudarán al crecimiento de la misma teniendo las herramientas adecuadas para hacerlo de una forma más ordenada. Los puedes encontrar desde 50 a 1000€, dependiendo del tipo de servidor, marca y estado, si es nuevo, de segunda mano o reacondicionado.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña