Comprar por Categoría

Gana un dinero extra

Gana un dinero extra

La tranquilidad de comprar en eBay

Ayuda, reembolsos y devoluciones
Más información
RIGHT

La filatelia, un hobby al alcance de todos 

En contra de lo que algunos piensan, la filatelia no es ni mucho menos una afición costosa reservada para los bolsillos con mayor poder adquisitivo. Con una mínima inversión, cualquiera puede dedicarse al estudio y coleccionismo de los sellos con un equipo muy básico, sumergiéndose así en una afición apasionante e iniciando una pequeña colección particular que, tal vez, pueda llegar a resultar tremendamente valiosa algún día. 

Primeros pasos 

Para iniciarnos en el coleccionismo de sellos, lo primero que debemos hacer es definir con la mayor claridad posible lo que nos interesa y decidir si vamos a especializarnos en los sellos de uno o varios países, de un periodo de tiempo en concreto o de una temática particular (monumentos, figuras históricas, deportes...). Una vez que hayamos decidido las piezas que nos interesan, será el momento de empezar a recopilarlas. Tradicionalmente, lo habitual era comenzar guardando todos los sellos que llegasen a nuestro buzón y a los de nuestros familiares y amigos, pero, dado el desuso en el que está cayendo el correo tradicional, cada vez se imponen más otras vías de adquisición como las Oficinas de Correos, las tiendas y sociedades filatélicas, los coleccionistas particulares y, por supuesto, Internet. 

El equipo
Entre los principales utensilios que necesitaremos para manipular y conservar los sellos de nuestra colección, los fundamentales serían las pinzas, con las que evitaremos dañar estas delicadas piezas con la grasa o el sudor de nuestros dedos, y las lupas, que nos permitirán examinarlas hasta el mínimo detalle para poder catalogarlas y valorarlas correctamente. Para guardar provisionalmente algunos sellos nos vendrá bien contar con sobres translúcidos, y para almacenarlos y organizarlos definitivamente, álbumes clasificadores con estuches transparentes en los que colocar nuestras adquisiciones.
Con esto tendríamos más que suficiente para empezar, aunque es muy probable que, según crezcan nuestra colección y nuestra pasión por la filatelia, vayamos adquiriendo otros artículos como un odontómetro para medir el dentado de los sellos o diversos catálogos para conocer con mayor profundidad las emisiones que nos interesen. El presupuesto Como ya hemos visto, lo que necesitamos para iniciar nuestra colección es sencillo y económico. Unos pocos euros bastarán para hacernos con una lupa y unas pinzas, permitiéndonos así ahorrar un poco de cara a la adquisición de nuestro primer álbum (a partir de 15€) y de las series de sellos que nos interesen, cuyos precios pueden ir literalmente desde lo irrisorio hasta lo astronómico.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña