Los secadores y lámparas UV-LED de manicura y pedicura ayudan a afirmar mejor el esmalte 


Si eres de las mujeres a las que le gusta hacerse las uñas por sí sola, es necesario que tengas un secador o lámpara UV-LED para tus uñas. El secador o lámpara te va a garantizar una mejor cura para tu esmalte, además de asegurarte una mayor permanencia del producto aplicado sin ser estropeado, lo que a la larga te generará un gran ahorro económico y de material.


Qué debo tener en cuenta a la hora de elegir una lámpara LED de uñas


Entre muchas cosas, lo primero que debes mirar es la potencia del equipo, ya que es lo que va a determinar la rapidez con que se realiza el secado. Las lámparas UV de uñas trabajan con una potencia de unos 9W aproximadamente y cada secador puede tener entre uno y cuatro bombillas. Otro aspecto a tener en cuenta es la tecnología con la que funcionan, mientras unos equipos trabajan con tecnología LED otros trabajan con rayos UV. 


La ventaja del secador LED es que trabaja bastante rápido, crea una capa de esmalte en 30 segundos y además gasta menos electricidad. Por otra parte, las lámparas UV tardan de 2 a 3 minutos para formar la misma capa, consumen mucha más energía y sus bombillas se agotan más rápido, pero son mucho más versátiles y sirven para cualquier tipo de trabajo. Por último, el diseño: la mayoría de secadores y lámparas vienen en tamaños compactos, con medidas de aproximadamente 30 centímetros de ancho y 10 de alto, por lo que es bastante sencillo trasladarlos.


Qué otras cosas necesito para el tratado de mis uñas


Además de lámparas y esmalte, vas a necesitar líquidos y polvos acrílicos, quitaesmalte de uñas, y tornos de manicura y pedicura, que serán muy importantes en el cuidado de tus uñas.


Cuál es la mejor elección


Si bien los secadores UV pueden parecer más económicos, a la larga sus recambios acumularán gastos lo que los hace más costosos. Además, como las lámparas LED tienen un consumo mucho más bajo de energía, pueden ser una diferencia significativa en las facturas mensuales, en especial si tienes un salón de belleza profesional. En definitiva las lámparas de tecnología LED son una mejor opción.
Estas lámparas pueden costar aproximadamente 20€ y son realmente económicas para el uso que le puedes dar. Si tienes en mente montar un salón de belleza o tan solo quieres que tu esmalte dure más tiempo, las lámparas LED son tu solución.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña