Scalextric y slot car: miniaturas que producen grandes emociones
El mundo del scalextric y slot está lleno de ilusión, diseño y velocidad que entretiene a grandes y pequeños por igual. ¿Quién no conoce este clásico juguete en el que corren velozmente coches eléctricos miniatura a través de una pista con sistema de ranuras?
Jugar con slot cars o scalextric, como popularmente se les conoce, ha marcado la niñez de muchas generaciones siendo esa nostalgia  la que juega un papel importante a la hora de mantener vivo este divertido pasatiempo. Los padres de hoy en día quieren revivir la emoción que sintieron cuando eran pequeños, y buscan compartir esa afición con sus hijos, pasando juntos horas de entretenimiento y adrenalina, montando, ampliando y decorando las pistas para hacer campeonatos.
El secreto del éxito de este juego no radica únicamente en la emoción de jugar a las carreras de slots cars en las pistas, su mayor atractivo es poder diseñar un circuito propio combinando pistas y accesorios que pongan a prueba tu capacidad imaginativa.
Inicialmente se comercializaban desde sets con forma de cero, luego con forma de ocho, hasta ofrecer un sistema compatible con infinitas combinaciones, con piezas intercambiables entre sí y accesorios que mejoran la experiencia, como vallas de protección o puentes. Cabe destacar, que un set sencillo de pista de iniciación, de segunda mano en buen estado, se puede conseguir a partir de 30€; mientras que una pista moderna más compleja con curvas y desniveles puede superar los 800€.

¡A todo gas con tu Scalextric!
Al momento de comprar coches para pistas con ranura hay que considerar que éstos deben ser totalmente compatibles con el funcionamiento de la pista, ya que vienen en cuatro escalas principales que no son intercambiables entre sí, por lo que es importante elegir la adecuada antes de comprar un set de pistas o un coche. Por orden de tamaño, de menor a mayor, tenemos la escala HO (no muy habitual en España), la escala 1/43 (muy popular y recomendable para niños pequeños), la escala 1/32 (más común entre los aficionados adultos) y la escala 1/24.
Otro aspecto importante a tener en cuenta son los acabados, que deben ser sumamente realistas, pero en versión miniatura. Los más populares son los coches scalextric o scalextric cars originales, que cuentan con reproducciones fieles de modelos reales de coches con todos sus detalles y la calidad de la marca Scalextric, que, con más de medio siglo de historia y continua evolución tecnológica, la convierte en un símbolo de colección para todas las edades. Los sets de 2 coches scalextric más económicos rondan los 13€ y los más costosos alcanzan los 150€.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña