El paseo en bicicleta es una de las actividades al aire libre más relajantes


Realizar ejercicio es una de las tareas que solemos tener siempre pendientes en nuestra rutina diaria y a la que deberíamos prestarle más atención. Las prisas y las responsabilidades nos hacen dejar la práctica de deporte para el final de nuestra interminable lista de cosas pendientes a realizar.
Para no dejar de ejercitarse y estar en contacto con el aire libre y la naturaleza hay varias opciones como caminar o dar paseos en bicicleta en diferentes escenarios como la ciudad, la montaña o el campo y para eso debemos estar seguros de tener unas buenas ruedas.


¿Es tan sencillo el mecanismo de una rueda?

A simple vista puede parecer una simple circunferencia de goma pero realmente es un sistema mucho más complejo de lo que parece y que está realizado con controles de seguridad. Se compone de:

  • Las llantas, que son las piezas de metal donde se sujeta el neumático y están realizadas en la mayoría de las ocasiones de aleación de aluminio.
  • El buje, que es la parte que está localizada en el centro de la rueda y donde se apoya y gira el eje.
  • El radio, que es el elemento que sirve de unión entre la parte del centro de la rueda y su perímetro.
  • Los neumáticos, que están elaborados con goma y sirven para conectar la rueda con el suelo. Algunos tienen incluida una cámara de aire.

Es muy importante que según el tipo de terreno en el que vayamos a circular tengamos el tipo de rueda adecuado, ya que no será lo mismo pasear por la montaña que por la ciudad. También es importante disponer de un sillín que nos resulte cómodo y esté realizado con un material suave, además de que tenga un diseño ergonómico para evitar lesiones. 


Se recomienda también hacer revisiones periódicas de las pastillas de frenos ya que de ellas depende nuestra seguridad, son las responsables del frenado y tienden a gastarse pronto.


La importancia de equipar nuestra bicicleta con las mejores calidades

Antes de comenzar a realizar paseos en bicicleta, debemos hacer una puesta a punto y estar seguros de que todos los elementos están en buenas condiciones. Hay que prestar especial atención a las ruedas. Podemos encontrar ruedas de una calidad estándar por 70€ o equiparnos como un auténtico profesional con ruedas de hasta 175€ realizadas con los mejores materiales y tecnología avanzada, lo cual supone una mayor seguridad.