Comprar por Categoría

Gana un dinero extra

Crea tu anuncio

La tranquilidad de comprar en eBay

Ayuda, reembolsos y devoluciones
Más información
RIGHT
Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña

 Temporada nueva, armario nuevo. La rutina de cada año

Con el cambio de temporada, es común enfrentarse al armario y entonar  las temidas palabras “¡no tengo nada que ponerme!”. Nos suena, ¿verdad? Es el momento perfecto para repasar la ropa, calzado y complementos que tenemos y que no tenemos, y decidirnos a renovar el vestuario. 

Consejos para no perder el rumbo 

Pero antes de volvernos locas ante tanta oferta por Internet, sería  conveniente que siguiéramos unos sencillos consejos que nos ahorrarán  tiempo y disgustos. En primer lugar, y tras guardar todo lo de la  temporada que acaba de terminar, repasemos lo que tenemos. Porque sí,  estrenar ropa de mujer es algo que a todas nos encanta, pero a veces hay que ser un poquito práctica: ¿necesitas ese par de pantalones o tienes unos exactamente iguales que nunca te pones? Considera qué es lo que realmente usas y deshazte de lo que no. 

Una vez hecho lo anterior, piensa exactamente en lo que necesitas y  ve a por ello. No te distraigas con las ofertas y llamativos anuncios:  ya habrá tiempo después. Si no lo haces así, agotarás tu presupuesto en  cosas que realmente no precisas y seguirás sin ese par de zapatos de tacón  que realmente usarás en la oficina. Esto no quiere decir que no sepas  aprovechar una ganga: comprar online nos permite acceder a todo tipo de  ofertas y saldos que nos ayudarán sin duda a tener un armario al día. 

Básicos y complementos 

Otro de los consejos que te damos es que minimices esfuerzos: ve a  por los básicos de temporada que te sacarán de cualquier apuro. Ya  tendrás tiempo después de invertir en otros tipos de ropa de mujer  más acordes con tu fantasía o capricho. Pero primero, asegúrate de  disponer de lo que realmente vas a usar en tu día a día. Las prendas  clave, solas o en combinación, son la apuesta más sencilla y siempre  ganadora. 

Es a continuación cuando tu imaginación aportará personalidad a tu estilo: tus vestidos de mujer pueden ser básicos, pero con las gafas y complementos  adecuados resultarán únicos. Ahora es cuando has de ser muy consciente  de lo que adquieres: compra solamente aquellas prendas o productos que  te hagan sonreír cuando las miras. Olvídate de “es práctico” o “es  útil”. En tu día a día te gustará sentir que todo lo que te pones te  define y representa, así que, si te gusta, si realmente te enamora, ve a por ello. A la larga lo agradecerás. 

Ahora solo te queda sentarte delante de la pantalla y disfrutar dibujando tu imagen de esta temporada.