La ropa de baño de hombre mejora la calidad de tu bronceado


Para darte un chapuzón en el mar, en la piscina o sencillamente para un tarde de verano o en la montaña, lo mejor es ir cómodo y fresco con la ropa de baño de hombre adecuada para ello. En el pasado quedaron los tiempos donde se usaba únicamente el Speedo. Con la revolución de la moda y la implantación de modelos surfistas ahora todo el mundo usa bañadores para la playa, e incluso, para dar un paseo.
La ropa de baño para hombre es confeccionada con telas de poliéster reciclado especiales para un secado rápido y una mejor ventilación. Esta tela asegura una protección eficiente contra el sol y a su vez se preserva ante la exposición a sal y arena.


¿Cuáles son las nuevas tendencias y que tipo de ropa de baño para hombre debo usar?


Esto dependerá de la impresión que quieras dar y el tipo de acción que vayas a realizar. Si vas a ir a surfear o a practicar algún deporte marítimo, lo más recomendado es que utilices bañadores largos y trajes de neopreno que sirven para abrigarte en el mar. Si por el contrario vas es a bañarte y a pasarlo bien, la nueva tendencia son los bañadores cortos. Además de ser los que están a la moda, evitarán dejarte una terrible marca de bronceado en las piernas.


¿Qué modelos son tendencia?


En la actualidad son las rayas horizontales y grandes las que se están llevando, las cuales dan un aspecto bastante marinero. También hay otras opciones como los bañadores de camuflaje, los estampados veraniegos coloridos con diversas figuras y los clásicos unicolor que nunca pasarán de moda ¿Qué es lo importante? Que no pasen de tu muslo, que se acomoden a la mitad de esta parte de tu cuerpo y que no queden ni muy sueltos, ni muy apretados.


¿Dónde consigo bañadores de hombre baratos?


Es común encontrarte con ventas de bañadores baratos cerca de playas y en zonas veraniegas, pero en páginas webs también puedes conseguir y encontrar una variedad mucho más amplia.
Los precios de los bañadores dependen de sus marcas, modelos y materiales de confección. Un bañador Quiksilver o Billabong lo puedes encontrar por unos 15€, mientras que los bañadores cortos estampados o de camuflaje los encuentras entre 10 y 25€. Ahora solo tienes que elegir entre marcas, modelos y colores e ir al mar.