Relojes de pulsera: el complemento perfecto

Mucho más allá de decirnos la hora, los relojes de pulsera son un accesorio imprescindible para mostrarles a todos nuestra personalidad, buen gusto y estilo. Clásicos, modernos, deportivos, aventureros o urbanos, muestran nuestra forma de vida y potencian nuestra imagen como ningún otro complemento, de modo que debemos ser muy cuidadosos a la hora de escoger el nuestro.

Horas de estilo

Lo primero que debemos pensar es que realmente se adapte a nuestro estilo, olvidándonos de modas y tendencias pasajeras. Si elegimos un reloj robusto y bien construido, éste puede acompañarnos durante muchísimos años, y ya sabemos que las modas van y vienen cada vez más rápidamente. Un reloj que encaje con nuestra personalidad nos va a gustar siempre, aunque también es posible que nos guste cambiar con frecuencia de modelo e ir a la última. En ese caso, será la temporada la que nos haga decantarnos por un modelo de mayor o menor tamaño, más clásico o más deportivo, digital o con manecillas…
Tan importante como el diseño son los materiales de los que esté hecho el reloj. Una vez más, nuestro estilo será determinante, pero también deberemos pensar en el uso que le vayamos a dar y la situaciones en las que vayamos a llevarlo puesto. No es lo mismo lucirlo únicamente en la oficina que hacer deporte con él, someterlo a golpes ocasionales o incluso sumergirlo en agua, de modo que debemos pensar en todo ello para elegir finalmente un reloj de plástico, acero inoxidable, titanio o cerámica.
A la hora de elegir un reloj es también fundamental considerar su durabilidad y mantenimiento, sobre todo si queremos que nos acompañe durante mucho tiempo. Un modelo mecánico, ya sea manual o automático, puede durarnos toda la vida, aunque tendremos que cuidarlo muy bien y limpiarlo aproximadamente cada tres años. También deberemos pasar por el taller cada 2-5 años, en este caso para cambiar la batería, si optamos por un reloj de cuarzo, cuya vida es limitada debido a que sus partes no siempre pueden ser reparadas. Si nuestra elección es un modelo con batería de litio tipo LID, debemos contar con que su vida útil sea de unos 10 años.

El tiempo es oro

En cuanto al presupuesto, las opciones son casi infinitas. Los expertos suelen recomendar que hagamos un pequeño esfuerzo y adquiramos el mejor reloj que nos podamos permitir. Al fin y al cabo, se trata de una pieza fundamental de nuestra imagen que puede tener una gran durabilidad. En el extremo opuesto, tal vez queramos un modelo casi de usar y tirar para determinadas ocasiones, para lo cual tenemos modelos realmente atractivos y versátiles por apenas 5€.