Los relojes de cuco, objetos que encandilan tanto a niños como a adultos

Los relojes de cuco son probablemente los relojes de pared más coquetos y vistosos. Toman su nombre porque desde sus orígenes han incluido un pájaro encargado de dar las horas con su particular cántico.
En su momento, supuso toda una revolución en el sector. Hoy en día, continúan entusiasmando tanto a niños como a los mayores y no es extraño encontrarlos en un sinfín de hogares. En el ámbito de los relojes y despertadores apenas tienen rival en cuanto a estética y curioso mecanismo, una tradición que ha llegado hasta nuestros días gracias a la labor de los artesanos.


Características de los relojes de cuco

Los orígenes de los relojes de cuco pueden situarse en la Alemania de finales del siglo XVII, concretamente en la Selva Negra. Eran tiempos en los que los inviernos se hacían duros y largos y los campesinos y pequeños artesanos debían subsistir por otras vías diferentes a su oficio habitual. Entonces, a un campesino y tornero se le ocurrió fabricar un reloj con engranaje de madera y, a partir de ahí, familias enteras se dedicaron a la confección de estos relojes.

Los relojes de cuco, por tanto, se caracterizan por su maquinaria de contrapesos y su engranaje de madera. Muchos de ellos constituyen auténticas obras de arte, ya que han sido fabricados respetando la tradición artesanal y están llenos de motivos ornamentales.
Hay dos clases de mecanismos: el de carga de un solo día y el de 8 días. Esto significa que hay que darle cuerda todos los días o cada 8 días, respectivamente. En ambos sistemas, el tradicional cuco saldrá a dar la hora y la media hora.
¿Cuánto cuestan los relojes de cuco? Los encontrarás en un amplio rango de precios, desde 17 a 200€.


Un sinfín de diseños


Los relojes de cuco han sabido conservar su esencia original en los tiempos que corren, si bien están disponibles en diversos diseños, como también ocurre con los relojes de pie. Los diseños tradicionales mostraban elementos florales y motivos de caza y casas con tejado.
En la actualidad, es posible identificar las clásicas siluetas, pero con elementos y piezas para relojes más vanguardistas. Así, encontramos formatos con pinturas abstractas, formas geométricas, colores llamativos, etc. Eso sí, en todos los casos nunca faltará el icónico cuco que da las horas y que durante siglos ha presidido tantos hogares.