Cómo sacarle el máximo provecho a tu TV con un decodificador
Un decodificador de TV es un aparato que puede añadir una gran variedad de funciones a un televisor convencional, siendo la más importante la posibilidad de ver canales que normalmente no están disponibles. Por medio de una configuración sencilla, los decodificadores pueden traducir las señales de los satélites y mostrar contenido adicional.

Qué tener en cuenta al comprar un decodificador
En primer lugar, lo más importante al considerar un decodificador de TV es la tecnología que utiliza para transmitir el contenido. En la actualidad, existen 3 tecnologías: IKS, IPTV y TDT.
La tecnología IKS es la más conocida de todas y permite ver contenido con la ayuda de un sistema de llaves provenientes de servidores de Internet. Los decodificadores IKS son fáciles de usar, ya que se actualizan automáticamente y no requieren de la intervención del usuario.
La tecnología IPTV hace referencia a la transmisión de contenido bajo demanda, por el que normalmente es necesario pagar.
Por último, la tecnología TDT permite transmitir programas vía satélite en alta definición que usualmente están disponibles para el público de manera gratuita.

La calidad de la imagen importa
Uno de los aspectos más importantes al ver la televisión es la calidad de la imagen. La mayoría de decodificadores soportan resoluciones Full HD (1080p), aunque los modelos más recientes pueden reproducir contenido con calidad Ultra HD (4K).
Evidentemente, entre mayor sea la resolución del decodificador, más alto será su precio. Los modelos con Full HD rondan los 100€, mientras que los dispositivos que soportan resoluciones 4K pueden costar aproximadamente 390€.

Cómo convertir un TV normal en un Smart TV con un decodificador
Además de la posibilidad de ver canales que normalmente no están disponibles, los decodificadores incluyen varias funciones para convertir un televisor común en un Smart TV. Puertos USB, compatibilidad con distintos formatos multimedia, posibilidades de conexión a Internet son solo algunas funciones que ofrecen los decodificadores modernos.
Otro aspecto a considerar es el sistema operativo del decodificador, siendo las opciones disponibles Android y Linux. El sistema Android es más fácil de manejar y permite una interconexión más sencilla con otros dispositivos. Linux, por otra parte, puede ser un poco más complejo, aunque aporta muchas más funciones que Android.Otras dos funciones importantes que los decodificadores pueden ofrecer son el “TimeShift” y el “EPG”. La función Timeshift permite pausar, regresar, avanzar y detener la programación, mientras que la función EPG ofrece una guía interactiva que permite navegar por los canales con mayor facilidad.