Recambios LG para mantener a tu aspiradora siempre como nueva

La aspiradora fue uno de los primeros electrodomésticos y su uso es tan extendido que parece difícil pensar las tareas del hogar sin ella. La incorporación de limpiadores de alfombras, vaporetas y otros sistemas de aspiración y limpieza añadió nuevas alternativas a estos clásicos aparatos para el hogar, pero no les quita a las aspiradoras el sitio de electrodoméstico por excelencia. La marca de aspiradoras LG es una de las más conocidas, y los recambios y accesorios resultan necesarios tanto para realizar arreglos y mantenerlas en buen funcionamiento como para mejorar sus prestaciones y hacer más confortable su uso.


Las bolsas, recambio fundamental


Uno de los recambios básicos que siempre se necesita es la bolsa de la aspiradora. En general, notarás si está demasiado llena cuando la aspiradora no succiona con fuerza y el polvo del suelo o de la alfombra no se limpia completamente.  En casos extremos, la bolsa puede llegar a reventar y, en vez de limpiar, te dejará la casa llena de polvo por mucho tiempo. 

Por este motivo, es importante verificar el estado de la bolsa. Algunas son lavables, por lo que deberás vaciarlas regularmente y limpiarlas para que el aparato funcione correctamente. Otras veces, los equipos cuentan con bolsas de papel que deben reemplazarse cuando se llenan y quedar bien fijadas a la boca succionadora de modo que no se desplacen con el uso.  En todo caso, cambia las bolsas de la aspiradora con frecuencia y no esperes a que estén completamente saturadas. Muchas veces, el equipo cuenta con un indicador de que la bolsa está llena al cual deberías préstale atención. Según el modelo, sus precios individuales varían entre 4 y 15€.

Filtros, cepillos, ruedas y tubo, otros recambios utilizados

Los filtros se encargan de capturar las partículas de polvo más pequeñas y también deben limpiarse con frecuencia. Existen de muchos tipos, según el modelo del equipo. Hay filtros de espuma, redondos, en forma de cassette, con efecto desodorante y muchos más. Debes comprobar en el manual de tu aspiradora cuál es el que utiliza y cómo se tiene que limpiar y cambiar. Sus valores oscilan entre 12 y 30€.


Las aspiradoras más modernas vienen equipadas con filtros HEPA, que tienen una capacidad de filtrado mucho mayor que los convencionales y previenen alergias y enfermedades relacionadas. Son un poco más caros, entre 35 y 50€,  pero tienen mejor eficacia. Los cepillos, ruedas y tubos son componentes externo que no afectan al funcionamiento fundamental, pero la necesidad de su recambio resulta más que evidente. En todo caso, siempre deberás buscar los modelos que se adapten a tu aspiradora.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña