Escaleras y rampas para perros, facilidades para tu mascota
Una escalera para perros puede ser muy útil para tu mascota porque están diseñadas, así como las rampas, para darle al perro acceso a lugares que se encuentran a diferentes niveles de altura, por ejemplo, el coche, el sofá o simplemente para subir más cómodamente a otro nivel de la casa. Su principal función es ayudar a tu mascota a subir al coche, en caso de que no la lleves en un transportín. Si tu mascota es pequeña, sufre de problemas en la cadera o la altura del coche es demasiado elevada para que tu mascota la alcance con comodidad, una escalera o rampa es una buena opción para ayudarla a subir. Y como complemento, tanto si va en el asiento de atrás como si va en el maletero, recuerda colocar una manta para coches para perros y así evitar que se ensucie tu tapicería.

Comodidad y salud
Aunque muchas rampas o escaleras son usadas para darle acceso a lugares muy altos a tu mascota sin que tenga que realizar grandes saltos, también pueden ser usadas para que no tropiece o se caiga entre los escalones de una escalera abierta. Si tu mascota es pequeña, es posible que no pueda subir al sofá, sillón o cama de un salto, o que si lo intenta podría lastimarse. En estos casos puedes usar una rampa para que suba con comodidad o una escalera acolchada que combine con el mobiliario. Las rampas también pueden facilitarle el acceso a su coche o jaula de transporte, permitiendo que entren ellos solos con más confianza. Otra razón para comprar uno de estos artículos viene relacionada con la salud de tu perro. Cuando llegan a cierta edad, o si sufren de algún problema de movilidad, lo que puede ser un simple salto para un perro en óptimas condiciones, puede ser una tortura para tu mascota. En esos casos, una rampa ayudará mucho al bienestar y felicidad de tu perro.

Consideraciones para comprar una rampa o escalera para perros
Así como con otros artículos para perros, hay que pensar primero en la comodidad de tu mascota. Considera, sobre todo, si necesitas una rampa o una escalera, luego, revisa los materiales de los que está hecha y la facilidad para transportarla, en este aspecto, puede resultar útil que sea plegable, Y por último, no olvides que si quieres transportar a tu perro en tu coche, además de la rampa, podrías necesitar una barrera de seguridad para que tu mascota y tú viajen con más tranquilidad.