El pulso de tu salud
Un pulsómetro es un pequeño artilugio que se adhiere a tu cuerpo mediante una tira o ventosa y te proporciona, a través de una especie de reloj de pulsera, información en tiempo real acerca de tu frecuencia cardíaca, generalmente durante la práctica deportiva. Hoy en día también existen relojes pulsómetros que funcionan mediante sensores en la propia correa. Su importancia reside en su capacidad para permitirte llevar un control sobre la intensidad del entrenamiento, las calorías quemadas y los logros y objetivos alcanzados. Es por eso que los pulsómetros se han convertido en uno de los gadgets más buscados entre aficionados y profesionales del deporte.

El vigilante discreto
Otra de las razones para disponer de uno de estos aparatos es que pueden ayudar a prevenir sobrecargas potencialmente peligrosas en el entrenamiento. Esto es sobre todo necesario cuando nos encontramos frente a alguna afección cardíaca u otro tipo de enfermedades para las que sea necesario mantener el ritmo del corazón por debajo de determinadas pulsaciones.Al mismo tiempo, los registros obtenidos a partir de su utilización servirán para medir nuestros avances y conocer mucho mejor nuestra respuesta ante el esfuerzo, algo imprescindible si lo que queremos es mejorar de manera sostenible.

Un pulsómetro para cada cual
Existen numerosos tipos de pulsómetros, adecuados para diferentes actividades. La carrera, el ciclismo o la natación poseen características diferenciadas, por lo que se necesitará un accesorio especialmente diseñado para cada una de estas modalidades deportivas. También existen modelos multideporte, adecuados para triatletas o, sencillamente, amantes de diferentes deportes.
El mercado ofrece muchísimas posibilidades. Diferentes casas de gran prestigio han desarrollado sus propios accesorios; así, podemos encontrar pulsómetros Sigma o Garmin, por mencionar dos de las más conocidas. Si nuestra preocupación es el presupuesto, encontramos pulsómetros baratos de segunda mano desde menos de 10€. Claro que, si buscamos algo más sofisticado y nos lo podemos permitir, tendremos la opción de subir hasta los cerca de 700€ y hacernos con uno de los últimos modelos.

La seguridad siempre lo primero
Naturalmente, antes del comienzo de cualquier actividad deportiva, es altamente recomendable consultar con tu médico o especialista. Él será quien te recomiende las pautas a seguir para una mayor efectividad en el entrenamiento, siempre desde el punto de vista más seguro posible. Recuerda que el deporte ha de ser fuente de satisfacción y de salud, así que no arriesgues. Asegúrate de que todo funciona como debe ser, ajústate tu pulsómetro y disfruta del entrenamiento.