La caza, de la Prehistoria a la Modernidad
La caza, ya sea de deporte o de supervivencia, como método para conseguir proteínas de calidad en un entorno hostil y nómada o como pasatiempo moderno, está indiscutiblemente unida a la actividad humana, siendo una de las aficiones actuales con raíces más antiguas que se conocen. Hoy en día, la sofisticación de los medios y las sucesivas regulaciones proteccionistas han transformado la forma de practicar esta actividad, multiplicando sus posibilidades y haciendo que los productos de caza sean tan variados y diferenciados como sus practicantes.

La equipación debida para cada deporte
A la hora de conseguir una equipación adecuada, es necesario conocer de antemano las condiciones de nuestra jornada cinegética. Existe todo un universo de artículos de caza, de primera y segunda mano, pero hay que saber al detalle para qué tipo de caza se pueden utilizar. No es lo mismo cazar patos en la finca de un amigo que ir de safari por la sabana africana, por lo que se recomienda, antes de empezar a adquirir cosas de caza, recopilar información acerca de las necesidades vamos a tener que cubrir.
Comencemos por la ropa: ¿Cómo va a transcurrir la jornada? ¿Será día o noche? ¿Habrá que caminar mucho o nos desplazaremos en vehículo? ¿El territorio será húmedo y frío o extremamente caluroso y seco? Responder adecuadamente todas estas preguntas nos dará la clave de qué accesorios adquirir. Gafas de sol, ropa adecuada para el camuflaje o de tipo térmico… Serán imprescindibles dependiendo del caso.

Siempre con cabeza
Después, evidentemente, el tipo de arma a emplear. Existe una variedad infinita de rifles de caza, carabinas, trampas, reclamos y demás utensilios para atraer y dar muerte al animal. Pero, como comentábamos antes, no sería sensato emplear la misma arma para cazar un conejo que para un elefante. Así que, por mucho que nos tienten con la posibilidad de conseguir un artículo de caza barato, resulta más sensato asegurarnos de que realmente es lo que necesitamos o estamos buscando.
Otra cosa que hemos de tener en cuenta es la seguridad, tanto la nuestra como la de los que nos rodean. Para ello, es imprescindible aprender a utilizar el equipo adecuadamente y contar con elementos que nos permitan tener una buena visibilidad nocturna.

Una amplia gama de precios
Pero no dejes que todo lo anterior te abrume. Existen en el mercado numerosas alternativas de equipación, con elementos cuyo precio puede oscilar entre 1€ hasta más de 10000€. Pero, y no nos cansaremos de repetirlo, ten en cuenta siempre la seguridad. Es la mejor garantía para poder disfrutar de una jornada de caza memorable.