Pistola de silicona, úsala en lo que quieras y para lo que quieras 

La pistola de silicona, o pistola de encolar, es, entre las herramientas manuales de bricolaje, una de las más versátiles, ya que puedes usarla para pegar prácticamente cualquier material. Este ayudante del bricolaje se usa constantemente y por eso no debería faltar en ningún set de herramientas manuales. Muchos de los pequeños problemas que tenemos en casa se deben a objetos que se despegan, se rompen, se fisuran o no encajan bien y, simplemente, necesitan un poco de pegamento para quedarse en su sitio, lo que podemos solucionar en unos segundos con una pistola de silicona. Además, es una herramienta bastante económica: suele costar entre 3 y 15€. 

¿Imprevistos en casa? Soluciones rápidas y efectivas 

Si tienes una alfombra que se levanta en algún extremo, puedes utilizar la pistola de silicona como una opción invisible y eficaz para fijarla al suelo. Nadie se dará cuenta de que la alfombra está pegada y la silicona será lo suficientemente resistente como para que la alfombra no se  despege de nuevo. En caso de que tengas un tapete que te hace resbalar cada vez que lo pisas, piensa en fijarlo al suelo con unos puntos o líneas de silicona en la base y así convertirlo en una superficie antideslizante.  Un pistola de silicona también es muy útil a la hora de rellenar fisuras, de pegar objetos rotos, para sujetar o colgar objetos livianos, para unir la maraña de cables que seguro tienes desordenada detrás de algún mueble y para llevar cables de una estancia a otra fijándolos encima del rodapié.

Manualidades que puedes hacer con una pistola de silicona 

Si te llevas la pistola al taller de costura, con ella y un cúter, puedes hacer muchas reparaciones de última hora en tu vestimenta. Por ejemplo, si tienes un botón a punto de caerse y no tienes tiempo para volverlo a coser, usa la pistola de silicona para salir del paso. La versatilidad que no tienen otras herramientas, la tiene la pistola de silicona, y puedes sacarle aún más provecho si tienes presentes algunas ideas para realizar pequeños apaños. Por ejemplo, si tienes un anillo demasiado grande para tus dedos, puedes rellenar la parte interior con silicona y así reducir su diámetro, pero recuerda utilizar una lima para unificar los bordes.
También puedes usar la silicona para tapizar algún objeto, por ejemplo una mesa, o para     decorar alguna superficie dibujando sobre ella con la silicona y pintando luego el diseño con esmalte de uñas.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña