Encuentra tus piezas para bicicletas eléctricas y no te quedes sin energía
Las bicicletas eléctricas, también conocidas como E-bike o pedelec, son idénticas a una bicicleta tradicional con la particularidad de que llevan incorporadas una batería, un motor y un controlador. Esto significa, que además de necesitar el mantenimiento de los componentes habituales de una bicicleta, hay que prestar atención a sus piezas para bicicletas eléctricas.
La E-bike comparte con la bicicleta clásica el ser un medio de transporte no contaminante y una forma de hacer ejercicio, a lo que suma su capacidad de recorrer distancias más largas a mayor velocidad, en menos tiempo y con menos esfuerzo.

Manteniendo el ritmo
Gracias a su componente eléctrico, las bicicletas eléctricas no necesitan de un pedaleo constante, pudiendo ser manejadas sin esfuerzo. Para que una E-bike funcione correctamente hay que prestar especial atención al mantenimiento de su batería y motor, para evitar que se produzcan pérdidas de potencia y velocidad, lo que conduciría a tener que recargar la bicicleta eléctrica más a menudo y gastar más dinero del necesario.
Comprar una batería barata para una bicicleta eléctrica puede costar unos 160€, y superar los 1100€ si nos fijamos en las más caras. Siempre es aconsejable disponer de una batería de repuesto para tener siempre la E-bike cargada y continuar la marcha sin inconvenientes. Los cargadores también son esenciales para mantener las baterías cargadas y sus precios alcanzan los 160€ aproximadamente.
El controlador es el cerebro de la bicicleta eléctrica, transmitiendo fuerza al motor y el responsable directo de la velocidad alcanzada por la E-bike y de la duración de su batería. El precio de los controladores oscila entre los 60 y 280€.
Como es obvio, los precios son determinados por el tipo de bicicleta eléctrica que se utilice. Dependiendo de la marca, el motor, el controlador y demás componentes, tendrán características diferentes con especificaciones para los vatios (V) y voltios (W).
También hay que vigilar el desgaste de las ruedas para tener controlado cuándo realizar un cambio de cámaras de aire y cubiertas.

Una nueva forma de transporte
Cada vez hay más gente, que sin ser aficionada al mundo del ciclismo, se interesa por la bicicleta eléctrica y las ventajas que ofrece como medio de transporte urbano alternativo.
Comprar una bicicleta eléctrica ronda el precio medio de 1400€, pero el correspondiente ahorro en gasolina, la rapidez, la facilidad para aparcar, el aporte a un tráfico más fluido y sus cero emisiones tanto de CO2 como de ruidos, ayudan a lograr ciudades más habitables.
Ha llegado el momento de dejar de pensar en la bicicleta eléctrica como un vehículo del futuro y convertirla en un medio de transporte del presente.

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña