Ahorra tiempo en la cocina con un pelador y un cortador

Según los expertos, las frutas, verduras y tubérculos que tienen piel deben pelarse justo antes de consumirse o cocinarse para que no se pierdan algunas de sus propiedades alimenticias. Nadie duda de este hecho, el problema viene cuando hay que ponerse a pelar y cortar estos alimentos porque consume mucho tiempo y se transforma en una tarea muy tediosa. Pero si tienes los utensilios de cocina adecuados, como un pelador de patatas o un cortador de verduras, podrás pelar y cortar cualquier alimento en un abrir y cerrar de ojos. 


¿Qué son los peladores y cortadores de cocina?


Los peladores y cortadores de cocina son unos utensilios muy útiles que no deben faltar en tu cocina. Un pelador es una herramienta que se utiliza para quitar fácil y rápidamente la piel de algunos alimentos de una manera muy fina para evitar desaprovechar el comestible.
Uno de los más comunes en las cocinas es el pelador de patatas, que consta de dos partes: el mango y la hoja. El mango sirve para agarrar el utensilio mientras pelas y puede ser de madera, metal o plástico, mientras que la hoja afilada es de metal y está diseñada para que se adapte al contorno del alimento y le pueda quitar una capa exterior mínima, la piel. Este utensilio sirve para pelar otros alimentos como zanahorias y hasta manzanas. Los peladores se pueden encontrar entre 2 y 110€, dependiendo del material en el que esté fabricado y la marca.  


El cortador de verduras, frutas o patatas es un instrumento parecido porque también es muy sencillo de usar y nos ahorra tiempo en la cocina, pero tiene otras funciones. Los cortadores de cocina cortan, rebanan, pican y hacen diferentes cortes en los alimentos. Los mejores son los que ofrecen la posibilidad de hacer diferentes cortes y son resistentes y fáciles de lavar. Puedes conseguir picadores de verduras baratos desde 5€, aunque hay otros más especializados por más de 150€.


Otros utensilios de cocina muy útiles


Existen otros utensilios que te van a facilitar mucho la tarea de cocinar. Los embudos harán que no derrames nada en la cocina y te evitan estar limpiando constantemente. Además, con ellos no se desaprovecha ningún líquido. Con los morteros podrás machacar y mezclar los alimentos para hacer unas salsas deliciosas. Los afiladores de cuchillos son unas herramientas que te ayudarán a que tus cuchillos siempre estén listos para hacer cortes limpios y precisos. Y por último, con los temporizadores de cocina siempre sabrás cuando están listas tus recetas.