Un universo de decoración a tu alcance
Hay todo un mundo de posibilidades para decorar tu hogar, crear diferentes ambientes e imprimirle tu estilo a cada rincón de la casa. Utilizar la pintura, el papel pintado o los clásicos cuadros eran hasta hace poco las opciones más socorridas, pero cada vez están apareciendo más técnicas y materiales que nos permiten plasmar en nuestras paredes todo aquello que se nos pase por la cabeza. ¿Quieres llevar la decoración de tu casa un paso más allá? Presta mucha atención a lo que te vamos a contar...

Hazlo con tus propias manos
Quizás no te lo habías planteado hasta ahora, pero utilizar una plantilla decorativa para pintar las paredes de tu salón o dormitorio es una idea de lo más creativa, sencilla y económica. En el mercado tienes infinidad de diseños y patrones, así que seguro que no te resultará difícil encontrar algo que te guste y que encaje a la perfección con el ambiente que quieres crear en cada estancia.
Una vez elegida la plantilla de pared, sólo tendrás que preparar bien la superficie, asegurándote de que no haya ninguna rugosidad ni grieta que pueda fastidiarte la pintura, y fijar bien en ella la plantilla, marcando con un lápiz los puntos de sus extremos si vas a utilizar un patrón repetitivo. A continuación, pinta el interior de la plantilla del color que más te guste, espera a que se seque la pintura y retira la plantilla. ¡No puede ser más fácil! Atrévete a probarlo y tus paredes no volverán a ser las mismas.

Decoración instantánea, original y divertida
Si lo tuyo no son las brochas y los pinceles, quizás te resulte más atractiva la idea de utilizar vinilos decorativos, es decir, pegatinas para paredes, y así darle un nuevo estilo a tu baño, cocina o comedor. Este tipo de adhesivo se puede colocar directamente sobre cualquier pared o superficie lisa (puertas, cristales, baldosas...) sin complicación ni instalación alguna, y no requiere tampoco de ningún instrumento ni accesorio para su fijación. Sólo tenemos que escoger el que más nos guste, tener un poco de cuidado con los detalles más pequeños a la hora de pegarlos... ¡y listo! Tanto en paredes vacías como en combinación con los muebles u otros elementos, te sorprenderá lo bien que quedan, lo que le gustan a los niños (son ideales para su dormitorio) y la infinidad de lugares en los que puedes ponerlos para dar un toque divertido y especial.

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña