Paragüeros para el hogar. Detalles originales

El paragüero es un pequeño mueble auxiliar que tiene una función muy sencilla: ser el lugar donde se depositan los paraguas cuando llegamos a casa. Los paragüeros tradicionales tienen la forma de un cilindro con una abertura en la parte superior por la que sobresalen los mangos de los paraguas, para que sea fácil coger uno cuando salimos de casa. Su función práctica no está reñida con el diseño, al ser un mueble sencillo y de pequeño tamaño, los modelos más actuales juegan con la forma y los materiales para ofrecerte soluciones muy variadas, divertidas, elegantes y singulares.

¿Dónde colocamos los paragüeros para el hogar?

El lugar perfecto para poner el paragüero es la entrada de la casa. Allí lo vemos al salir y así no nos olvidamos llevárnoslo. También es útil porque así dejamos el paraguas en la entrada cuando llegamos a casa y no mojamos el suelo de ninguna habitación. Al ser uno de los primeros elementos que encontramos al entrar, el estilo del paragüero va a ser la primera impresión del estilo que has elegido para tu casa.

¿En qué materiales encontramos paragüeros para el hogar?

  • Hierro fundido: son muy resistentes y dan estilo y elegancia a tu hogar.
  • Madera: el estilo rústico aporta calidez y naturalidad a tu recibidor.
  • Plástico: puedes encontrarlo en colores y formas divertidas que se alejan del tradicional cilindro.
  • Cerámica: son los más tradicionales, puedes encontrarlos decorados con motivos vintage que quedan muy modernos o elegir un modelo clásico.
  • Metal: tienen una estética muy actual y resultan muy ligeros, puedes encontrarlos pintados con motivos muy variados o lacados y perforados, que te garantizan una buena ventilación para que los paraguas se sequen rápido.
  • De mimbre: son como altos cestos que dan un aspecto hogareño a la entrada de tu hogar.

¿Qué formas tienen los paragüeros para el hogar?

  • Paragüeros redondos: son los más tradicionales, pueden tener forma cilíndrica o utilizar las curvas para semejar grandes vasijas.
  • Paragüeros cuadrados: aprovechan más el espacio, adecuados para recibidores pequeños y quedan perfectos si los sitúas en una esquina.
  • Paragüeros rectangulares: imitan una mesita baja y son adecuados para pasillos muy estrechos.
  • Soportes: pueden tener formas muy variadas y presentan una forma plana con agujeros donde meter los paraguas.
  • Formas curiosas: es posible encontrar paragüeros representando todo tipo de figuras imaginativas que convierten esta pieza de mobiliario casi en una escultura.
Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña